Un festival de verano llamado CEBIT

Empresas

La nueva fórmula del CEBIT 2018 se parecerá más a un festival veraniego con múltiples escenarios y pretende contar con la implicación de la ciudad que la acoge desde hace 48 años, Hanóver.

Especial desde Hanóver.  

La ciudad alemana de Hanóver se vuelca en su feria icónica más internacional. Lo cual no implica que no se lleve viendo las orejas al lobo durante estos últimos años de crisis y desaceleración económica. En España no se supo reaccionar en su momento, y el SIMO, con una hoja de servicios también de más de 40 años, colapsó ante su incapacidad de abrirse a otros sectores tan pujantes como los videojuegos y enrocarse en una estructura de precios por m2 que alentó a los pesos pesados a organizar por el mismo precio su propio “simo” particular donde y cuando mejor le pareciera y con la atención exclusiva de todos los visitantes en sus mensajes.

En el caso del CEBIT alemán, que depende del organismo federal Deutsche Messe AG, la discusión que había sobre la mesa oscilaba en un doble plano: por un lado, seguir con el mismo emplazamiento u optar por alguna otra ciudad con mejores conexiones y mayor infraestructura hotelera; por otro, mantener el perfil tradicional del visitante profesional (ciertamente muy envejecido) u optar por un lavado de cara e intentar atraer a nuevos públicos que inyecten una savia nueva que garantice su continuidad futura. En los viejos tiempos, CEBIT era capaz de alquilar más de 400.000 m2 y concitar la presencia de más de 700.000 visitantes, y su modelo de feria se exportaba a Estambul, Shanghái, Sidney o México DF.

En este sentido, la presión actual de los exhibidores era clara y pasaba por enganchar a los millennials, el público objetivo de sus campañas promocionales y la joven generación que está tomando el relevo no solo en los consejos de decisión de las empresas, sino en general en la sociedad, ya que son los que está aportando mayor innovación a través de sus negocios incumbentes nativos digitales por definición. El resultado de despejar esta ecuación ya lo hemos visto en varios artículos publicados en Silicon, con una renovación de la imagen y unos aires más alineados a la publicidad de un iPod o un smartphone. 

La otra consecuencia ha sido la implicación al máximo de las autoridades municipales, que van a ofrecer todas las facilidades para que Hanóver sea recordada como un excelente destino turístico (y eso que carece de vuelo directo con muchas capitales europeas). Para ello ha habido que trasladar las fechas del tradicional mes de marzo a un insólito mes de junio (entre el 10 y el 15), y dotar a la programación tradicional de nuevos contenidos de ocio y entretenimiento. Y la excusa perfecta es la inflitración del mundo digital a todas las esferas de la vida.

La ciudad está ya llena de banderolas, marquesinas y tranvías con el claim “Ce you in a Bit”, un juego de palabras sobre CEBIT a modo de “nos vemos en un ratito”. Para Stefen Schostok, alcalde de Hanóver, que nos recibió en el fastuoso edificio del Nuevo Ayuntamiento, “el CEBIT es un evento que une y representa a la ciudad de Hanóver y la proyecta a todo el mundo como destino abierto e internacional. Hanóver es una ciudad comprometida con el cambio digital y afrontamos diversos retos y oportunidades en todo tipo de áreas con el fin no solo de fomentar la atracción de empresas sino también con un enfoque hacia la sociedad: educación, conocimiento, salud, movilidad, tráfico, arte y cultura… Como ciudad de la música declarada por la Unesco, tendremos un importante programa de diversas actividades musicales y fiestas que hagan más memorable la estancia de los visitantes veraniegos”.

CeBIT 2018

El B2B puede ser divertido

Del antiguo CEBIT solo queda el nombre, porque se ha rediseñado todo desde cero para cubrir las expectativas de exhibidores y asistentes, aunque hay algo que sigue igual. Se conserva su utilidad como punto de encuentro y generador de negocios para todos los interesados en esta mezcla de conferencias y espacios de reunión que quiere establecerse como el festival número uno de Europa en materia de tecnología digital, innovación y desarrollo empresarial.

“El nuevo CEBIT convierte la digitalización en toda una experiencia. Para nosotros era fundamental seguir reteniendo un sitio referente para el sector TIC en el continente europeo. Pero no apuntamos solo a empresas TIC, sino de todo tipo de sectores: industria, automóvil, banca, consultoría, consumo, aeroespacial, química, ferrocarril… El concepto tradicional de feria deja paso a un concepto más cercano al de un festival veraniego de música: la gente tiene que venir a divertirse y a pasarlo bien”, nos explica Oliver Frese, delegado de la Deutsche Messe para el CEBIT. Y para aterrizar todas esas premisas, el recinto se ha estructurado en cuatro espacios como son:

  • Los siete pabellones de d!economy (tres para servidores, redes y seguridad para los negocios, y cuatro para la transformación digital de las organizaciones, las oficinas y las administraciones públicas) que acogerán a las entre 2.500 y 2.800 empresas procedentes de 70 países diferentes. “Como temas centrales, se hablará de puesto de trabajo 4.0 y colaboración, blockchain, robótica y humanoides, drones, inteligencia artificial, realidad virtual y realidad aumentada, internet de las cosas, impresión 3D, 5G…”, enumera Frese;
  • Tres pabellones más para d!tec con las nuevas tecnologías del cambio, casos de éxito de negocios emergentes, talleres y eventos de asociados, que incluye a más de 350 startups de todo el mundo “que tienen el valor y la creatividad para desafiar la forma en la que estábamos acostumbrados a trabajar y crear un nuevo modelo de negocio basado en la tecnología”, a los que se suman los patrocinadores premium; así, están al mismo nivel las grandes como los ferrocarriles Deutsche Bahn, Volkswagen (dan empleo a 17.500 personas en la ciudad), Atos (ahora pertenece a Siemens), Salesforce (tendrá un pabellón solo para ellos), Ricoh, Oracle, IBM, LG, Huawei o HPE, y las start-ups como SoftBank Robotics, VRTX Labs, Amagno, Materna, AI Park, Crashtest Security, Nepos, e.Go Mobile, eCoin Investments, Ionity o Silpion;
  • Las novedosas d!talk, una nueva fórmula de charlas y conferencias que tendrán su escenario central para keynotes y otra decena de pequeños rincones integrados en cada uno de los diez pabellones, con un programa continuo en la que los ponentes tendrán sus minutos de gloria para presentar sus tecnologías, servicios y modelos de negocio, o abordar cualquier tema que tenga que ver con los estilos de vida digital y el futuro. Así, se espera contar con más de 800 oradores internacionales que contribuirán a un programa de 300 horas de conferencias en una especie de mezcla entre las más inspiracionales de las TED Talks y las “Elevator Pitches” para intentar levantar fondos en un par de minutos. Breves y concisas, y si pueden ser amenas y memorables mejor que mejor;
  • El espacio d!campus, con la idea de sacar parte de la feria a las terrazas exteriores del emblemático EXPO Canopy, para en un ambiente más relajado continuar entre cervezas y picoteo de comida internacional con el networking, así como presentaciones más interactivas y participativas. “Los tickets para la fiesta de clausura costarán 20 euros y darán acceso a un programa especial diseñado para pymes, habrá carreras de drones, el encuentro marketiniano “signals”, meet-ups, etc”, cuenta Frese. “Entre los retos, activar la nueva agenda digital, y estimular el diálogo entre los actores clave de la transformación digital. Con multitud de talleres y de sesiones de networking, siempre desde una perspectiva de negocio, la nueva formulación del CEBIT se compone de feria, más conferencias, más contactos. No podemos esperar más: ¡empecemos desde ya!”.
cebit 2018
De izquierda a derecha: Achim Berg, Stefen Schostok y Oliver Grose.

Un café con pastas

En la jornada de preview que el CEBIT organizó para la prensa especializada, se dio a conocer nuevos detalles como la extensión de sesiones paralelas llevadas a las calles del centro de Hanóver, con el fin de aumentar la implicación de la ciudad con su feria. Así, las calles peatonales que rodean la plaza Kröpke serán el quinto escenario conformado alrededor del d!lounge, donde transeúntes y curiosos se puedan acercar a escuchar diversas charlas sobre la tecnología del futuro y la cultura digital, que serán prolongadas con sesiones de pinchadiscos y actuaciones en vivo en diversos locales.

Con la colaboración de la asociación empresarial City-Gemeinschaft se abrirá oficialmente el domingo 10 de junio con una fiesta. “A partir del lunes 11, cada día a las tres de la tarde se celebrará un Digital Coffee Break, con un escogido panel de debate con los temas más candentes. Las personas podrán asistir, tomarse un café y un pastel y ser parte de la discusión, que abordará una variedad de cuestiones clave, como: ¿Qué nuevas profesiones están surgiendo en torno a la digitalización, qué profesiones se están transformando en el proceso, y cuáles desaparcerán? ¿Cómo podemos mantener nuestra información personal segura en un entorno digital? ¿Cómo pueden los niños, jóvenes y adultos interactuar con seguridad en las redes sociales?, señala Frese. “Además, durante todo el día, los transeúntes pueden ver las transmisiones en streaming de las conferencias d!talk en pantallas gigantes situadas en la Plaza Kröpke”

También se comentaron dos momentos más, especialmente señalados, que van a ser: el jueves con el CEBIT Club Night, que en colaboración con el Der Rote Salon y la agencia Ciudad de la Música de la Unesco dará especial atención a los ritmos de baile y la escenografía más digital en la impresionante e histórica Cumberlandsche Galerie; y el viernes el cierre de fiesta con el Digital Friday, un festival lleno de actuaciones musicales que comenzará a las seis de la tarde y se prolongará durante toda la noche, y que promete alguna sorpresa estelar que se desvelará justo unas horas antes. Y es que ninguna feria de tecnología se había parecido antes tanto a un festival de música en una noche de verano. “Con el objetivo de revivir el espíritu de la Expo 2000 que todos recordamos con tanto cariño, esperamos recibir un gran aumento de visitantes en comparación con años pasados”, confesó Frese.

CeBIT 2018

Un sector lleno de oportunidades

En el acto ante la prensa se contó también con la presencia de Achim Berg, presidente de la patronal alemana Bitkom, que ofreció algunas cifras: “No había habido tanta confianza en el sector TIC como hasta ahora: sólo un 4% de las empresas de la Bitkom declara haber retrocedido en sus expectativas de crecimiento, mientras que el resto ha mejorado su facturación. De hecho, el conjunto del sector TIC alemán obtuvo unos ingresos en 2017 de 164.000 millones de euros, un 1,7% más que en 2016. Y el 75% de ellas va a aumentar su plantilla durante este presente año. Se confirma que crece fuertemente la demanda en empleos TIC (945.000 solo en Alemania), y sin embargo la mayoría se van a a queda sin cubrir, se necesitan miles de perfiles cualificados que además son puestos de nivel salarial alto”.

Una llamada a jóvenes licenciados que quieran disfrutar de la “movilidad exterior”, que no hizo sino reforzar con la constatación de una contradictoria realidad: “A pesar de que dos tercios de las empresas reconocen que tienen una estrategia digital, solo muy pocas (el 21%) invierten en plataformas digitales”. De ellas, al parecer, un 37% lo aplica a su core, un 31% en alguna división estratégica, un 28% en una no estratégica, y aun un 4% no sabe. “Para el 2030, se espera que la digitalización de la economía alemana alcance plenamente al 80% de las empresas”, concluye Berg.

A modo de ejemplo de este futuro digitalizado, se subió al escenario a Pepper, un robot humanoide que prevé contar en breve con 20.000 “congéneres” por todo el mundo, que interactuó con Nicolas Boudet, VP de Softbank Robotics, uno de sus creadores. “Hay muchos dispositivos tipo quiosco, pero no crean emoción. Y cuando las empresas consiguen conectar con el cliente, se consigue ese chispazo que marca una nueva relación. Pepper no solo tiene un diseño atractivo y comprende el lenguaje natural y el gestual, sino que produce un compromiso proactivo, una interacción emocional que desemboca en la empatía”.

Esta nueva serie de robots asistentes, y gracias a su colección de sensores, posibilita agregar nuevos servicios conectados en una estrategia O2O (online-to-offline y viceversa), que ofrece una nueva dimensión a la onmicanalidad. “Pepper ofrece un poderoso punto de contacto, y es que tiene una visión única de cada cliente. Es capaz de interactuar con las ofertas más relevantes y los datos más específicos, toda una guía de compra a mano”, afirma Boudet. “Entre quiosco, catálogo, digital signare o terminal de check-out, y el staff de comerciales y ventas, el robot Pepper es algo más: no se cansa nunca de repetir el mismo mensaje y además mejora la experiencia de usuario”. La versión beta se va a presentar en el CEBIT y ya está liberado el Qi SDK para Android que permitirá al ecosistema generar nuevas aplicaciones de manera más rápida y mejor integrada, en entornos como hoteles, transporte, viajes, reservas, chatbots y muchos IoT verticales.

Quizás en un futuro no muy lejano, sean ellos los que vayan a la parte más aburrida de las ferias, y los humanos nos dediquemos a las fiestas.

CeBIT 2018


Silicon ofrece a sus lectores un código del 50% de descuentos en la compra de entradas del evento. Para beneficiarse del mismo, basta con introducir en el ticketshop el código promocional eNrn7NrHcA