Foxconn traslada a Vietnam parte de la producción de Apple para evitar la guerra comercial USA-China

ComponentesEmpresas

La guerra comercial y arancelaria está impulsando a ensambladores chinos a trasladar parte de su producción a Vietnam para evitar verse afectados por la confrontación.

La deslocalización de la producción es una más de las consecuencias de la guerra comercial intermitente y no abiertamente declarada entre Estados Unidos y China.

En este caso la empresa china Foxconn, habitual ensamblador de dispositivos para Apple, ha recibido la orden por parte de la empresa californiana de la manzana mordida de trasladar parte de su producción fuera de las fronteras chinas, en concreto a Vietnam.

La amenaza amarilla

La decisión es un eco de la petición hecha por el presidente saliente Donald Trump a las empresas estadounidenses para que trasladasen su producción a suelo norteamericano. Esto sucede en un contexto de imposición de aranceles a los productos extranjeros, especialmente dirigido contra los productos electrónicos fabricados en China. Elevadas tasas de importación e imposición de cupos que dificultan la entrada de tecnología fabricada en China aunque sea con marcas de nacionalidad estadounidense.

Trump continuaba así continuaba una política inicialmente mantenida también por la administración Obama, que consideraba un riesgo para la seguridad nacional a marcas como Huawei y ZTE. Estas marcas están sujetas a una dependencia del Estado chino y hace años que se sospecha de la posibilidad de que algunos de sus dispositivos (teléfonos móviles, routers…) puedan albergar puertas traseras o spyware que ofrezca al gobierno chino una vía de acceso a instituciones y empresas estadounidenses.

Mejor fuera que dentro

En previsión de las dificultades derivadas de estos obstáculos, son cada vez más los ensambladores de China y Taiwán que están trasladando sus plantas a otros países. Algunos vecinos, como Vietnam ,o incluso más lejanos, con destinos como India o México, donde la producción es barata y no existen los aranceles que sufren las exportaciones con origen en China.

Foxconn se encarga del ensamblado de distintos dispositivos de Apple y ahora, siguiendo instrucciones de la empresa dirigida por Tim Cook, traslada a su planta de la provincia vietnamita de Bac Giang parte de la producción de iPad y MacBook. Desde Foxconn se alegan razones comerciales y de política empresarial, sin añadir más comentarios. Sería la primera vez que la producción de iPad se trasladaría fuera de China.

Inversiones para crecer

Hon Hai Precision Industry, matriz de Foxconn, ha anunciado esta semana la inversión de de 270 millones de dólares en una subsidiaria, FuKang Technology, ubicada en Vietnam, donde también plantea ensamblar televisores para Sony y teclados para otras marcas.

Foxconn también tiene planes para expandirse en India con una inversión de 1.000 millones de dólares, como respuesta a la insistente petición de Apple de ampliar la producción fuera de China. Otro de los ensambladores asiáticos que trabajan para Apple, Pegatron, también está trasladando su producción a otros países, en concreto a México.

Lea también :