‘Fresh Thinking’ o la importancia de gestionar bien el capital humano

Recursos HumanosSoftware

Metidos de lleno en la Cuarta Revolución Industrial y con la tecnología evolucionando cada vez más rápido, se hace imprescindible el uso de herramientas para la gestión del talento modernas, tal y como propone Cornerstone.

En el mundo laboral moderno siempre ha existido una brecha entre la oferta y la demanda, pero la llegada de la Cuarta Revolución Industrial no ha hecho más que aumentar ese ‘gap’, debido a que la tecnología avanza a un ritmo más frenético que nunca, con las empresas, los gobiernos y las regulaciones muy por detrás de ella: Por un lado, nos encontramos con pocos perfiles cualificados que puedan satisfacer la gran demanda de las empresas. Por otro, las organizaciones disponen de pocos trabajos de bajo perfil, justo donde muchos trabajadores buscan un puesto.

En el primer caso, se hace completamente necesario que sean las compañías las que tomen iniciativas que se adapten a esta realidad y puedan captar y retener el talento, algo que, según Cornerstone OnDemand debe realizarse mediante una mezcla de gestión y desarrollo de las habilidades de los sus trabajadores.

Según uno de los últimos estudios realizados por la compañía, los empleados quieren crecer laboralmente. Un 40%  de ellos admite que  están buscando continuamente ofertas porque su empresa no permite ese desarrollo, mientras que un 70% considera esas oportunidades algo muy importante para quedarse. Por tanto, “las organizaciones tienen que cambiar su visión tradicional y gestionar más eficientemente el talento mientras potencian un diálogo transparente con su fuerza laboral”, tal y como declaraba recientemente Vincent Belliveau, Director General para EMEA en Cornerstone OnDemand.

A esa nueva mentalidad y forma de adaptarse a la velocidad de los cambios de las personas es lo que se denomina ‘Fresh Thinking’, un concepto íntimamente ligado a los departamentos de Recursos Humanos de las empresas.

La propuesta de Cornerstone ofrece precisamente eso, un aprendizaje continuo durante la carrera de los trabajadores, pero siempre haciendo uso de algoritmos basados en inteligencia artificial que sepan adaptar los recursos empresariales a lo que realmente necesitan en función de las características particulares de cada uno, ni más ni menos. Y aquí entran en juego otros procesos más allá de ese desarrollo continuo, como comprender dónde están y cómo podrán progresar, ser vistos e incluidos y reducir las barreras administrativas y de dispositivos para que los empleados optimicen al máximo su tiempo.

“Transformarse para adaptarse es la respuesta a esta brecha de las habilidades. La diferencia radica en el Talent Management, cómo el reto de los departamentos de recursos humanos y de gestión de talento está en buscar el nexo de unión entre lo que las empresas saben que van a necesitar en el futuro y el desarrollo profesional que quieren los empleados. Los cambios necesarios para el éxito pasan por la modernización de los procesos, la rapidez en la gestión de las vacantes, saber adaptarse a los tiempos de las empresas y tener más en cuenta que nunca las redes sociales. Con ello, conseguiremos crear un camino hacia el futuro basado en una relación fuerte y segura entre empresa y plantilla”, aseguraba Belliveau.

Es ahí donde entra en juego la plataforma modular de Cornerstone OnDemand, basada en cuatro pilares, disponibles también de forma independiente:

  • Reclutamiento. Interno y externo, con conectores a otras plataformas de terceras empresas
  • Rendimiento. Estudia el compromiso del empleado al proponer metas basadas en competencias, desarrollo, reemplazos…
  • Formación. Con la capacidad de gestionar clases, vídeos, e-learning o cualquier tipo de iniciativa que permita implicar a los trabajadores.
  • HR. Gestión y analítica inteligente de 42 millones de empleados y 6.500 empresas de forma anónima que ya utilizan esta plataforma para proporcionar información en base a la experiencia ya cosechada.
Lea también :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor