Galaxy Book S quiere ser puerta de entrada para el “futuro de la productividad móvil”

MovilidadPortátiles

Este nuevo portátil de Samsung utiliza el sistema operativo Windows 10 de Microsoft y plataforma Qualcomm Snapdragon 8cx de 7 nanómetros.

El Galaxy Note10, en su doble versión, ha sido uno de los protagonistas del último evento de presentación de productos celebrado por Samsung Electronics. Pero no ha sido el único.

El gigante surcoreano también ha presentado un ordenador portátil o, como él lo define “un dispositivo que aprovecha la movilidad y la conectividad de un smartphone y la potente productividad de una PC” para trabajar “en todas partes, sin atarte a tu escritorio o sofá” y que está “siempre encendido, siempre conectado y siempre capaz” como “futuro de la productividad móvil”.

¿Su nombre? Galaxy Book S. Este dispositivo ha sido diseñado en aluminio para evitar daños y luce una pantalla multitáctil de 10 puntos y 13,3 pulgadas de tamaño. Pesa menos de 1 kilo (0,96 kilos) y en su parte más delgada tiene 6,2 milímetros de grosor.

Para el sistema operativo Samsung ha elegido el Windows 10 (Home/Pro) de Microsoft y como procesador, la plataforma Snapdragon 8cx, la primera de 7 nanómetros para informática móvil de Qualcomm que permite un rendimiento de CPU un 40 % mayor, un rendimiento gráfico un 80 % superior y también mejor ancho de banda de memoria respecto al Galaxy Book2.

Viene con RAM de 8 GB y almacenamiento de hasta 512 GB ampliable hasta 1 TB vía microSD, tiene capacidad de encendido instantáneo, promete hasta 23 horas de reproducción de vídeo con una sola carga y ofrece conectividad Gigabit LTE para acceso rápido a contenido sin depender del wifi.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor