Google Apps, a por Microsoft Exchange y Sharepoint

CloudEmpresasFabricantes de SoftwareProyectos

Hace ya casi dos años que Google lanzó Google Apps, la versión corporativa y profesional de muchas de las exitosas de Google (Gmail, Google Docs, Google Calendar, etc.), pero enfocadas específicamente a empresas y utilizando su propio dominio.

Conclusiones

Los principales inconvenientes a los que se enfrenta Google Apps son la desconfianza natural, y el instinto de protección del empresario o administrador de sistemas. Primero porque resulta lógico pensar que nadie regala nada, y segundo porque con Google Apps pasaremos a depender exclusivamente de Google ahora y en el futuro. Esto, al margen de que es cierto de que para muchas empresas tanto la solución de correo, como el resto de utilidades de trabajo en grupo quizá se queden algo cortas frente a plataformas actuales como Exchange o Lotus Notes.

Sin embargo, gran parte del encanto de Google Apps reside precisamente en su facilidad de uso y administración, y por tanto en las limitadas funciones disponibles. Es un “back-to-the-basics” que para muchas pymes y profesionales será una solución ideal, con mínimo mantenimiento y coste nulo en el caso de la versión Estándar. A cambio, sólo tendremos que “sufrir” los habituales anuncios de Google en la parte derecha de la pantalla al abrir un mensaje. Anuncios que, a fuerza de verlos, terminan casi pasando desapercibidos.

Por tanto, merece la pena evaluar esta solución que, por lo que se dice, irá mejorado de manera consistente de cara al futuro. De hecho, es una de las apuestas más fuertes de Google para dar el asalto definitivo al mundo empresarial de pequeño y mediano tamaño, ofreciendo un entorno fácil, cómodo de usar, y mucho más económico de implementar o gestionar. Pero sobre todo supone accesibilidad, siendo un paso más hacia el famoso Cloud Computing, donde podremos acceder a nuestros datos desde casi cualquier ordenador o terminal con conexión a Internet.

Lea también :