Google producirá sus propios semiconductores para usarlos en los Chromebook

ComponentesWorkspace

Google ha presentado Tensor, su nuevo procesador móvil de diseño propio.

Después de haber anunciado con Tensor una nueva gama de procesadores de diseño propio para smartphones, en Google avanzan para anunciar que también los ordenadores Chromebook recibirán semiconductores de diseño propio.

Se trata así de ir más allá de los microchips que animarán los nuevos smartphones Pixel 6 y Pixel 6 Pro, con los procesadores Tensor específicamente preparado para sacar partido del aprendizaje automático y la inteligencia artificial, abarcando ahora también los portátiles Chromebook, que funcionan sobre Chrome OS y que también permiten la instalación de apps de Android. Se trata de unos dispositivos que en el último año han experimentado un gran crecimiento en ventas debido a su sencillez y capacidad (y precio contenido) siendo muy demandados para teletrabajo y educación, como consecuencia del confinamiento derivado de la pandemia de la COVID-19.

Sobe ARM y para dentro de dos años

La base sobre la que se desarrollará esta nueva familia de semiconductores con diseño propio de Google será la de la popular empresa británica ARM, y su llegada no va a ser inminente, puesto que las informaciones procedentes de Nikkei Asia indican que no será hasta el año 2023 cuando se producirá su incorporación a los ordenadores portátiles y de sobremesa Chromebook.

La ventaja para Google de contar en sus dispositivos con semiconductores de diseño propio es que pueden implementar las especificaciones que requieran, sin tener que amoldarse a las que decidan los productores de procesadores y demás componentes y, especialmente, sin tener que adaptarse a sus ritmos de producción y lanzamiento.

Ya el pasado año surgieron los primeros rumores sobre microchips de producción propia por parte de Google aunque enfocados únicamente a los smartphones Pixel. Se trataba de los mencionados Tensor que se presentaron el pasado mes de agosto.

Esta estrategia es similar a la desarrollada por Apple, que tras años basando sus iPhone en procesadores de diseño propio también ha presentado meses atrás una nueva línea de ordenadores con procesadores Apple Silicon M1 de diseño propio.

Lea también :