Habla la Justicia europea: Los buscadores no están obligados a desreferenciar en todas sus versiones

JusticiaLegalRegulación

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea explica que la ley exige esta práctica en aquellas versiones correspondientes a Estados miembros, pero no fuera del territorio comunitario.

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea se ha pronunciado sobre si los motores de búsqueda, como Google, tienen o no tienen que aplicar las solicitudes de desreferenciación que les llegan a todas sus versiones. Es decir, si hay limitaciones geográficas.

El debate sobre este tema se remonta a la multa impuesta por la CNIL francesa hace unos años a la propia Google, cuando la compañía estadounidense se negó a aplicar una de estas solicitudes a todas sus extensiones de dominio, limitándose a eliminar enlaces de los resultados mostrados en las versiones de su motor dentro los Estados miembros de la Unión Europea.

Esto tiene que ver con el derecho al olvido, donde entra en confrontación el derecho a la privacidad y la protección de los datos de una persona con la libertad de información de los demás internautas.

Según indica el Tribunal de Justicia, “actualmente, no existe ninguna obligación bajo la ley de la UE, para que un operador de motor de búsqueda que atienda a una solicitud de desreferenciación hecha por un interesado, según sea el caso, tras el mandato de una autoridad de supervisión o judicial de un Estado miembro, tenga que llevar a cabo dicha desreferenciación en todas las versiones de su motor de búsqueda”.

Mientras, la legislación sí le exige “que realice tal desreferenciación en las versiones de su motor de búsqueda correspondientes a todos los Estados miembros y que tome medidas suficientemente efectivas para garantizar la protección efectiva de los derechos fundamentales del interesado”.

Esto parece darle la razón a Google. Aunque desde el Tribunal matizan que, en caso de ser necesario, habría que aplicar medidas que desalienten las búsquedas sobre esos enlaces. Y también explica que el hecho de que la UE no exija la desreferenciación en todas las versiones no significa que la prohíba.

De hecho, quedaría en manos de las autoridades de cada Estado y sus respectivas normativas sopesar cuándo pesa más el derecho a la privacidad o el derecho a la libertad de información y ordenar la desreferenciación en todas las versiones.

Lea también :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor