Hacia las búsquedas semánticas

CloudNavegadoresRedesSoftwareWorkspace

El único problema con las búsquedas en Google, Yahoo y Microsoft es que son horrorosas, algo que podría mejorar con la aplicación semántica y la gráfica social.

Yahoo está liderando el cambio tratando de poner en marcha un ambicioso plan. A principios de 2008, la empresa abrió su plataforma de búsqueda, que ha llamado SearchMonkey, para dejar que los programadores externos construyesen aplicaciones que aumentasen la búsqueda para los usuarios.

Es aún demasiado pronto para saber las consecuencias, pero Chi señaló que SearchMonkey es el intento de Yahoo para invertir en un ecosistema que atrae a gente interesada en la indización de información estructurada. Esta apertura de plataforma sentó las bases para MySpace, LinkdIn y otros que tienen algo que decir en el mercado de las búsquedas.

Por último, Yahoo quiere crear un mundo en el que la gente con “inteligencia distribuida” coopere para mejorar la búsqueda, porque ni siquiera los miles de programadores de Google, Yahoo y Microsoft “han podido dar con nada” que cambie las búsquedas, explica.

Uno se imagina a Allen, Tague y Murphy respirando aliviados. Estos hombres y sus empresas trabajan en ofrecer búsqueda vertical más allá de los 10 vínculos azules que los vendedores de buscadores generalistas ofrecen actualmente.

Tague dijo que habrá un lugar para los motores de búsqueda vertical en el futuro y que estos no tienen por qué acabar comiéndose a los buscadores generalistas, y se mostró optimista de que estos buscadores verticales puedan hacerse con una parte de los ingresos por publicidad. También dijo que las compañías tendrán que resolver cómo la gráfica social interopera con la búsqueda en una era en la que los jardines tapiados mantienen los datos a buen recaudo.

Alle dijo que Siderean quiere ayudar a recopilar búsquedas y descubrir herramientas bajo demanda en un contexto de negocio determinado, que es algo que Google y las demás no harán. Según él, el paradigma de la búsqueda será conseguir que los usuarios puedan encontrar a gente, lugares y cosas, de tal forma que las páginas de resultados reflejen un análisis general de lo que quieres conseguir.

En definitiva, gracias a las tecnologías semánticas que hacen divino el significado que hay detrás de las pregunta y gracias a la gráfica social aplicada a la tecnología de búsqueda, los buscadores serán cada vez más inteligentes.

Un miembro de la audiencia preguntó a los miembros de la mesa si se podría “pasar algún día de la página de resultados” y recibir información dispersa geográficamente de alguna otra manera, gracias a las “folcsonomías” y a otros grupos significativos de comportamiento.

Una solución así se parece a un híbrido entre los buscadores, la red social y las wikis. Wikia y otros parecen estar avanzando en esa dirección, pero las páginas de resultados de búsqueda se mantienen.

Como conclusión, nadie sabe cómo será la siguiente generación de motores de búsqueda, aunque los conferenciantes coincidieron en señalar que la colaboración semántica y social serán aspectos muy importantes en el cambio. ¿Alguna idea?

Lea también :