Hacia los 4 000 millones de semiconductores de seguridad embebida

Seguridad

ABI Research explica que la demanda de la industria y del sector de la automoción estimula la tecnología de microcontroladores seguros y los módulos de plataforma de confianza.

En cuatro años, para el año 2023, los envíos de hardware embebido seguro deberían haberse multiplicado por dos hasta superar los 4 000 millones de unidades.

Así lo aventura ABI Research, que explica que la industria y el sector de la automoción están demandado más seguridad integrada, lo que a su vez impulsa segmentos como los de MCU y TMP. Esto es, microcontroladores seguros y módulos de plataforma de confianza.

El impulso procede, “en gran parte”, según explica la directora de investigación sobre seguridad digital de ABI Research, Michela Menting, del “lanzamiento de TPM 2.0 en 2016, que adaptó la tecnología a escenarios de IoT”.

Aquí entran, además, los microcontroladores para internet de las cosas que se utilizan en casas y edificios de las ciudades inteligentes.

“A medida que la industria de los semiconductores avanza hacia la integración de cada vez más características de seguridad en factores de forma más pequeños”, señala Menting, “la competencia en el espacio se centrará cada vez más en aquellos elementos de hardware que pueden proporcionar el mejor rendimiento para aplicaciones de IoT personalizadas”.

Lea también :
  • ABI Research
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor