Hispasat y Eurona combaten la brecha digital con conectividad de banda ancha vía satélite

Banda AnchaRedes

Se comercializará en España la capacidad en banda Ka de los satélites Hispasat 36W-1 e Hispasat 30W-6, con velocidades de 30 Mbps desde 39,90 euros al mes.

El operador de satélites de comunicaciones Hispasat y el proveedor de servicios de internet, voz, datos y televisión satelital Eurona se han aliado para combatir la brecha digital en España y democratizar el acceso a internet.

¿Cómo? Usando conectividad de banda ancha vía satélite. En concreto, han llegado a un acuerdo para comercializar la capacidad en banda Ka de los satélites Hispasat 36W-1 e Hispasat 30W-6, que prometen una cobertura más potente sobre áreas en las que desplegar una conexión a internet es una tarea compleja. Buscan dar acceso de calidad a miles de hogares. “Y es que, a pesar de que España lidera el despliegue de fibra óptica en Europa y la cobertura de banda ancha está muy extendida, sigue habiendo poblaciones, principalmente en zonas rurales, despobladas o de difícil orografía, que carecen de acceso a internet o lo tienen a muy baja velocidad”, explican. También se cubrirán ciertas zonas del territorio marroquí.

En la práctica, Eurona ofertará servicios de banda ancha por satélite con velocidades de 30 Mbps en condiciones similares a las que permiten otras tecnologías, desde 39,90 euros al mes. La oferta puede incluir telefonía fija y telefonía móvil.

Desde Hispasat explican que la alianza con Eurona “supone un incremento directo de la información que puede transmitirse, con velocidades más elevadas y consiguiendo tarifas más competitivas para los clientes finales”. Su CEO, Carlos Espinós, indica que “esta mejora en las prestaciones, unida a la cobertura universal que aporta el satélite en cualquier punto que quede bajo su huella, independientemente de las distancias o las dificultades del terreno”, y también “al rápido despliegue del servicio, ya que basta una antena para poder conectarse de forma inmediata, hacen del satélite la solución idónea para aquellas zonas mal atendidas por las redes terrestres”.

Por su parte Fernando Ojeda, CEO de Eurona, dice que “queremos cambiar las reglas del juego” al garantizar “el derecho de las personas a estar conectadas estén donde estén y donde otros no llegan”.

Lea también :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor