Llegan los hospitales inteligentes y el Internet de las Cosas Médicas

Datos y AlmacenamientoInnovaciónIOTM2MRedes

Los hospitales inteligentes incorporarán 7,4 millones de dispositivos del Internet de las Cosas Médicas en 2026. El egde computing será esencial para aprovechar todo su potencial.

Cada vez son más los objetos conectados que nos rodean: altavoces, electrodomésticos, robots aspiradores, enchufes, termostatos, bombillas… Todos estos dispositivos nos resultan muy útiles, pero la conectividad puede ser aún más beneficiosa si se aplica al entorno sanitario, puesto que la salud es nuestro bien más preciado, como hemos podido comprobar en estos dos últimos años.

Así pues, en el horizonte ya podemos vislumbrar una nueva era de la sanidad, con la llegada de los hospitales inteligentes y el Internet de las Cosas Médicas (IoMT, por sus siglas en inglés). Según el informe ‘Smart Hospitals: Technologies, Global Adoption & Market Forecasts 2021-2026’ de Juniper Research, los hospitales inteligentes integrarán 7,4 millones de dispositivos IoMT en 2026, lo que supone un crecimiento del 231% respecto a 2021, cuando se incorporaron 3,2 millones de dispositivos.

El estudio detalla que dentro de un lustro habrá más de 3.850 dispositivos IoMT por hospital inteligente. Entre estos objetos conectados encontramos sensores de monitorización remota o sistemas para la robótica quirúrgica, que podrán ser aprovechados por los proveedores de atención médica para mejorar la atención al paciente, la productividad del personal y la eficiencia operativa.

La consultora indica que los hospitales inteligentes de Estados Unidos y China encabezarán la adopción de dispositivos de IoMT, representando el 21% y el 41% de los dispositivos conectados para 2026, respectivamente. Algunas de las claves para la posición de liderazgo de estos países son las iniciativas de atención médica digital implementadas durante la pandemia en curso y el alto nivel de digitalización existente dentro de su infraestructura de atención médica.

El estudio pone de manifiesto que la monitorización remota será unas de las palancas que impulsarán los servicios hospitalarios inteligentes del futuro. Juniper Research señala que la adopción de tecnologías de monitorización remota se aceleró significativamente durante la pandemia, debido a la dificultad para prestar atención médica en persona. Además, prevé que está tendencia continuará durante el próximo lustro, una vez que los pacientes se vayan aclimatando y perciban los beneficios que ofrece la monitorización remota.

No obstante, el estudio advierte de que estas tecnologías, que ofrecen información en tiempo real, exigen conexiones de baja latencia y un amplio ancho de banda, que permita la conexión de muchos dispositivos, para garantizar que la transmisión de los datos de salud de los pacientes no se interrumpa o distorsione. De esta forma, la consultora aconseja que los hospitales inteligentes establezcan colaboraciones con operadores de red para implementar soluciones de edge computing que permitan reducir la latencia o posibles lags.

“La monitorización remota dentro de la atención médica presenta una oportunidad para que los operadores de red se ubiquen dentro de la cadena de valor de la atención médica digital. Las tecnologías hospitalarias inteligentes generan cantidades significativas de datos, lo que significa que la función de edge computing proporcionada por los operadores de red será crucial para el despliegue exitoso de estos sistemas”, declara Adam Wears, autor de la investigación.

Lea también :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor