Ibermática ha conseguido mejorar sus cifras durante 2020 a pesar del impacto de la pandemia de coronavirus.

La compañía cerró 2020 con 258,4 millones de euros en ingresos, un 7,7 % más que en 2019. Su beneficio antes de impuestos mejoró un 21,7 % hasta los 7,3 millones y su EBITDA lo hizo 37 % hasta los 18,2 millones, que es su dato más alto en diez años.

A la hora de presentar resultados, Ibermática ha reconocido que, “de no ser por la grave crisis económica provocada por la pandemia de la COVID-19”, el crecimiento de sus diferentes indicadores “podría haber sido aún más destacado”.

“Las nuevas líneas de oferta lanzadas en el marco del Plan Estratégico 2018-2020 nos han permitido mantener e incluso incrementar el ritmo de ingresos, siendo capaces de compensar los negocios que se han visto más afectados por la crisis por nuevas actividades en nuestro portfolio que generan ingresos adicionales o complementarios a las áreas que han bajado”, explica Juan Ignacio Sanz, director general y consejero delegado.

“Invertimos 6 millones de euros en desarrollo de conocimiento para lanzar estas nuevas líneas de oferta, que a su vez nos han permitido ganar contratos por 80 millones de euros con ellas”, prosigue. “Hemos renovado prácticamente todos los contratos top y algunos incluso los hemos ampliado”.

En cuanto a la parte negativa, Sanz comenta que “hemos padecido una contracción del mercado por los ajustes de las empresas en sus presupuestos TI, que ha afectado a los datos de contratación de 2020. Asimismo, nos han retrasado la ejecución de algunos proyectos. Y finalmente hemos incrementado los gastos, con una fuerte inversión en equipos para que los cerca de 4000 profesionales pudiésemos teletrabajar, mejorando además la infraestructura de telecomunicaciones de la empresa. Por no hablar de la compra de material sanitario, de protección, mascarillas, geles, etcétera”.

Ibermática había comenzado lanzada su 2020, superando previsiones, pero luego su crecimiento se vio afectado por la pandemia.

La compañía ha terminado el año con 270 empleados nuevos, lo que hace un total de 3788.

Para este 2021, su consejero delegado ha adelantado que, “a pesar de un contexto complicado en el que la crisis sanitaria no ha remitido, el objetivo es seguir creciendo para alcanzar los 270,6 millones de euros de ingresos, con un BAI de 10,7 millones y un EBITDA de 24 millones, logrando un volumen de contratación de 395 millones de euros”.

Mónica Tilves

Licenciada en Xornalismo por la Universidad de Santiago de Compostela en la especialidad de Periodismo Electrónico y Multimedia. Apasionada de los gadgets, la fotografía digital, el diseño web y el arte. Tras un primer contacto con el mundo de la prensa escrita y con la suficiencia investigadora debajo del brazo, me decanto por los medios online. Cubro la actualidad informativa en Silicon Week desde 2011, además de colaborar en otras publicaciones del grupo NetMediaEurope en España como Silicon News. Ahora en Silicon.es.

Recent Posts

La falta de chips paraliza la industria automovilística española

La industria española de la automoción se enfrenta a paralizaciones en la fabricación de vehículos…

2 horas ago

SentinelOne prepara su salida a bolsa

La valoración de la compañía de ciberseguridad supera los 7000 millones de dólares.

4 horas ago

HPE aviva la explosión de la inteligencia artificial y los datos con la compra de Determined AI

Esta 'startup' ayuda a entrenar modelos rápido y a escala usando una plataforma de aprendizaje…

5 horas ago

Linke apuesta fuerte por su división de consultoría cloud

La compañía calcula que este negocio aportará un 12 % de los 13 millones de…

5 horas ago

Atento nombra director de Transformación Digital a Pablo Cordón

Deja su puesto en el departamento de Recursos Humanos para impulsar mejores operativas en las…

6 horas ago

CCleaner añade una función para la actualización de drivers

Driver Updater ofrece más de cinco millones de drivers para unos 350.000 dispositivos.

7 horas ago