Intel impulsa la movilidad, el rendimiento y la autonomía con el Proyecto Athena

InnovaciónMovilidadPortátiles

Gracias al trabajo conjunto de Intel con sus socios, ya hay más de 40 modelos de portátil bajo esta certificación.

Intel sigue promoviendo nuevas capacidades para que los portátiles de nueva generación mejores sus prestaciones en todos los sentidos. Ese es el objetivo del Proyecto Athena, ofrecer a los usuarios la máxima movilidad, el mejor rendimiento y una autonomía sin precedentes para satisfacer las necesidades de la gente, más aún en un contexto de teletrabajo que se quedará con nosotros más allá de la crisis provocada por la pandemia mundial. 

Los consumidores finales y la fuerza laboral están evolucionando a medida que la tecnología se abre camino en nuestras vidas. Cada vez estamos más tiempo conectados, y lo hacemos en cualquier lugar y momento, por lo que los ordenadores portátiles no pueden ser un lastre en estas tendencias. Dicha movilidad es la premisa fundamental del Proyecto Athena, anunciado por Intel hace algo más de un año. Ahora se está implementando cada vez más en los modelos de los principales fabricantes, tal y como señalaba en conferencia de prensa virtual Jesús Sánchez Paniagua, director de consumo para el Suroeste de Europa: “A día de hoy ya existen más de 40 referencias de portátil que cumplen con los requisitos marcados en el Proyecto Athena”.

Los usuarios buscan rapidez, disponibilidad y flexibilidad. “”En sus tareas diarias es necesario tener dinamismo, creatividad y productividad, pero con el rendimiento y la movilidad como elemento fundamental para conseguirlo”, señalaba Sánchez. 

Especificaciones del Proyecto Athena mostradas por Intel durante el pasado CES 2020

     Esta certificación asegura una alta disponibilidad del dispositivo, así como el máximo rendimiento y capacidad de respuesta. No obstante, estas características se verían empañadas si no se contara con una autonomía elevada sin necesidad de poner a cargar la batería, algo que Intel ha tenido muy en cuenta para que los modelos bajo el Proyecto Athena proporcionen una jornada laboral sin tener que conectar el equipo a la red eléctrica: 

“Deben contar con una batería de gran duración, con al menos 9 horas de autonomía en uso real. Asimismo, en 30 minutos de carga la batería debería ofrecer una duración de 4 horas ininterrumpidas”, añadía el directivo.

Para conseguir portátiles con estas prestaciones, Intel ha estado trabajando conjuntamente con sus socios durante los últimos años. Además, cuenta con tres laboratorios específicos para asegurar una mejora continua de las características que deberán tener los dispositivos del futuro. En ellos está poniendo en práctica lo que denomina “La próxima era de innovación en el portátil”, basada en examinar profundamente las necesidades de los usuarios para proporcionar una experiencia completa y satisfactoria.

A pesar de que ya existen modelos bajo el Proyecto Athena basados en la octava y novena generación de procesadores Intel Core, la décima generación comienza a estar presente en la mayoría de ellos, disponibles en tamaños de pantalla de 12, 14 y 15 pulgadas y gobernados tanto por Microsoft Windows como por Google Chrome.

A continuación, todos los modelos de portátil que han conseguido la certificación del Proyecto Athena (clic para ampliar): 

Lea también :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor