Intel responde: El problema de los chips afecta a “diferentes suministradores”

ComponentesSeguridadWorkspace

También asegura que “cualquier impacto en el rendimiento dependerá de la carga de trabajo que se realice y, para el usuario medio de ordenadores, no debería ser considerable y se mitigará con el tiempo”.

El año ha comenzado marcado por el descubrimiento de un fallo en chips de Intel que obligaría a actualizaciones de software para evitar el robo de datos sensibles y sobre el que la compañía californiana ha emitido un comunicado.

Sobre las investigaciones que se han ido conociendo y las posibles consecuencias malintencionadas derivadas de este problema, Intel dice que las vulnerabilidades en cuestión “no tienen potencial para corromper, modificar o eliminar datos”.

“No es cierto lo que indican unos informes recientes que afirman que estas vulnerabilidades son fruto de un ‘error’ o de un ‘fallo’ y que sólo aparecen en productos de Intel. Basándonos en estudios realizados hasta la fecha, muchos tipos de dispositivos informáticos -con procesadores y sistemas operativos de numerosos y diferentes suministradores- son susceptibles de verse afectados por estas vulnerabilidades”, dice la compañía.

Intel estaría trabajando con empresas como AMD, ARM Holdings y suministradores de sistemas operativos “para desarrollar un mecanismo para resolver este problema en todo el sector de forma inmediata y constructiva”. En este sentido, Intel contempla tanto actualizaciones de software como de firmware.

Sus responsables también han querido desmentir el tema de la ralentización de los sistemas. “Al contrario de lo que afirman algunos informes, cualquier impacto en el rendimiento dependerá de la carga de trabajo que se realice y, para el usuario medio de ordenadores, no debería ser considerable y se mitigará con el tiempo”, dicen.

La intención de Intel, que opina que sus “productos son los más seguros del mundo”, es dar detalles sobre este tema la semana que viene “cuando se encuentren disponibles más actualizaciones de software y firmware”. Y cree que, con la ayuda de sus socios, “las soluciones actuales para este problema proporcionan” a los clientes de Intel “la máxima seguridad posible”.

Lea también :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor