Kaspersky Lab introduce la seguridad adaptativa en su oferta para usuario final

CloudGestión de la seguridadSaaSSeguridad
Kaspersky Security Cloud

El desarrollador ruso introduce también el concepto de asistente personal en la ampliación de su portfolio de productos para consumo con Kaspersky Security Cloud

Las nuevas soluciones de consumo de Kaspersky Lab introducen el concepto de ‘seguridad adaptativa’, que se centran en la protección en base a los hábitos y patrones de uso y no solo en blindar el equipo. Y más en un mundo always-on en la que el equilibrio entre conectividad en cualquier lugar y privacidad de los datos no siempre está garantizada, y que se complica con el solapamiento de distintos dispositivos.

“Al desarrollar Kaspersky Security Cloud nos hemos guiado por el deseo de crear un servicio que pudiera ofrecer la protección adecuada en el momento correcto. Nuestras vidas digitales hoy y en el futuro, son ubicuas y no se conectan mediante un único dispositivo, y con tantos vectores de ataque como existen, su protección es fundamental. Creemos que el futuro está en las soluciones de seguridad que se adapten a las necesidades de cada individuo, según sus necesidades vaya cambiando. Kaspersky Security Cloud es nuestro primer paso hacia ese futuro”, comenta Alfonso Ramírez, Director General de Kaspersky Lab.

Kaspersky Security Cloud

Dos son las claves del último producto que se añade a la oferta de los paquetes Internet Security y Total Security: el concepto de as-a-service (habrá una opción de pago por uso mensual, que todavía no está activada, en la que se podrá elegir el número de herramientas a contratar), y el de asistente personal, con recomendaciones, alertas y acciones automatizadas que se adaptarán al perfil de cada usuario una vez configurado adecuadamente. “Gente que no quiere saber nada ni complicarse la vida, podrá disponer de un asesor que le va dirigiendo en cada momento cómo usar de manera efectiva todos los productos de seguridad que tenga.”, añade Ramírez. “Por ejemplo, si detecta que nos conectamos a una red WiFi pública de un cibercafé o en un hotel, se activa el pago seguro; si estamos en casa con una aplicación del trabajo, abre automáticamente una VPN y cifra los datos que enviamos; si detecta una nueva conexión a nuestra red doméstica, avisa por si es el vecino o un acceso sospechoso; o si nuestro correo o IP ha aparecido en alguna exfiltración de datos de Facebook u otro servicio nos recomienda cambiar de contraseña. Es un producto totalmente disruptivo porque evita tener altos conocimientos en ciberseguridad, y esto es de especial importancia en el seno familiar donde hay usuarios muy vulnerables”.

Y es que no siempre es tan efectivo decirle a un hijo lo que tiene que hacer o no si el que se lo dice es su padre o profesor. Por ello una de las acciones más reputadas de Kaspersky Lab es su programa ‘Familia Segura’, que lleva cuatro años acercándose a los colegios para trasladar un mensaje de prevención a los más pequeños de manera divertida. Lo último una obra de teatro con marionetas y un libro de cuentos con personajes como Kasper, Sky y Kuma el oso verde.

Kaspersky Security Cloud

Según los datos del informe de Kaspersky Lab y B2B sobre los riegos de seguridad del consumidor de 2017 titulado “Not logging on, but living on” y teniendo en cuenta siempre la opinión de los padres en nuestro país, uno de cada diez menores son adictos a Internet. El 50% de los padres siente que las amenazas online que penden sobre sus hijos aumentan, y ello en parte se debe al tiempo cada vez mayor que pasan conectados. Por ese motivo, entre otros, el 33% de los padres ha tomado la decisión de limitar el tiempo que sus hijos pueden pasar conectados a la red. Y no es de extrañar, ya que, en el último año, el 47% de los niños se enfrentó con al menos una amenaza online, el 15% accediendo a contenido inapropiado y el 13% entrando en contacto con software malicioso y virus.

Suma de herramientas

En un primer vistazo, esta ”suite” reúne una serie de funcionalidades que ya ofrecía Kaspersky de manera separada en los appstores: creador de contraseñas fuertes, control de la batería, gestor del espacio de almacenamiento, actualización de versiones, encriptador de fotos y números de cuentas corrientes, cancelador de la cámara y el micrófono… “Solo que sobre las mejoras tecnológicas de Kaspersky se ha añadido una tecnología patentada de seguridad adaptada que aplica inteligencia y personalización”, señala Pedro García-Villacañas, director técnico de Kaspersky Labs España. “Esto nos ha permitido llevar un paso más allá las posibilidades de asistente persona de nuestro servicio Security Live”.

Kaspersky Security Cloud

Respecto a la seguridad de los más pequeños, la novedad más llamativa que incorpora KSC y que se añade al control parental clásico de acceso a páginas web y la creación de perfiles individuales es la localización de los dispositivos mediante señal GPS o triangulación 3G estableciendo un perímetro de confort que alerta cuando es rebasado.

El nuevo Kaspersky Security Cloud está disponible en dos versiones anuales, una de uso personal con una cuenta compatible para tres o cinco dispositivos (por 70 euros), y una de uso familiar con hasta 20 cuentas y hasta 20 dispositivos (por 140 euros). Estas versiones incluyen también las herramientas del Total Security. Está prevista configuraciones mensuales a medida, aunque no se supo dar los precios aún del servicio.

Nuevas amenazas

El coste global del malware durante 2017 fue de 600.000 millones de dólares, según datos apuntados en la presentación. Y el problema no es que previsiblemente el negocio de “los malos” seguirá boyante y en aumento, sino que a las complicaciones tecnológicas e informáticas cada vez se suman condicionantes geopolíticos de difícil resolución y aveces imposibles de implementar en un plan de prevención.

“Antes podíamos tener un equipo de quince personas durante meses trabajando en un caso, y ahora no damos abasto”, explica Vicente Díaz, Global Research & Analysis Team de Kaspersky Lab. “Durante los días previos de los últimos juegos olímpicos de invierno en Pyeong Chang recibimos una llamada de auxilio, se había detectado una especie de ‘wannacry” en los ordenadores, y a los atacantes solo les faltó dar al botón rojo para acabar con todo. No desarrollaron la acción hasta el final, y en el análisis forense obviamente surgió la sospecha de quién podría estar detrás… Finalmente se pudo saber que el origen no era Corea de Norte, sino un conocido hacker ruso que había enmascarado toda la acción como si procediese del bravucón vecino, quizás para boicotear las conversaciones de paz… los componentes geopolíticos cada vez tienen más peso en la configuración de un ataque dirigido”.

Kaspersky Security Cloud

Estos ataques también están dejando de lanzarse desde la impunidad de un servidor remoto. La agencia antidopaje fue objeto de un sabotaje en su sede holandesa por haber prohibido a atletas rusos su participación en las últimas competiciones, pudiéndose detectar su origen que era un vehículo estacionado en las inmediaciones provisto de antena, ordenadores e inhibidores. “Pero lo más preocupante fue unas informaciones que daba Bloomberg hace escasos días en los que se había detectado un chip fantasma introducido en la cadena de montaje china de las placas que acaban luego siendo suministradas a Apple o a Amazon y que puede abrir una puerta trasera con fatídicas consecuencias. De manera invisible, en vez de equipos informáticos atacan ahora equipos en red más vulnerables como routers o webcams”, añade Díaz.