Kingston presenta DC1000M, una SSD empresarial que llega a 7,68 TB

AlmacenamientoCloudDatacenterDatos y Almacenamiento

Promete seguridad y baja latencia para centros de datos modernos, servicios críticos y aplicaciones basadas en la nube.

Kingston ha puesto en el mercado una unidad SSD NVMe de nivel empresarial, de nombre DC1000M, destinada a centros de datos.

Se trata de una SSD pensada para compañías que quieren pasar de SATA/SAS a NVMe, con interfaz Gen 3.0 x4 NVMe PCIe y factor de forma U.2 (2.5″), manteniendo características de implementación similares, pero con un plus de velocidad y a nivel de latencia. La DC1000M apunta a usos intensivos de datos, por ejemplo, en servicios de nube, alojamiento web, sistemas HPC o de alto rendimiento, infraestructuras virtuales, aplicaciones de aprendizaje automático e inteligencia artificial.

“Los servicios críticos y las aplicaciones basadas en la nube no sólo dependen de IOPS y ancho de banda de máxima velocidad, sino también de la consistencia y la capacidad de planificación de los datos que se ofrecen”, comenta al respecto Tony Hollingsbee, SSD Business Manager de Kingston. “El DC1000M proporciona la seguridad y la baja latencia necesaria para los centros de datos modernos, al mismo tiempo que ofrece una durabilidad de 1 DWPD para las cargas de trabajo”.

Llega a los 540 000 IOPS de velocidad de lectura aleatoria y supera los 3 GB/s de ancho de banda.

DC1000M se podrá adquirir en cuatro versiones distintas, con capacidades de 960 GB, 1,92 TB, 3,84 TB y 7,68 TB.

Lea también :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor