La digitalización puede suponer un ahorro de 90.000 millones para la industria europea

EmpresasGestión EmpresarialInnovaciónInvestigación y Desarrollo

Vivimos un mundo cada vez más digitalizado pero aún queda mucho por hacer. Y conseguirlo podría reportar un cuantioso progreso para industrias como la agroalimentaria o la manufacturera.

Hasta 225 euros por hectárea aumentaría el beneficio en el sector agroalimentario si se aplicase la digitalización en esa industria, según estima la Unión Europea. En el caso de la industria manufacturera la digitalización podría suponer un ahorro de hasta 90.000 euros.

En el caso de España, la industria tiene ante sí una oportunidad ineludible para su desarrollo, especialmente en tiempos de crisis por la pandemia, de la mano de la digitalización. La CEOE (Confederación Española de Organizaciones Empresariales) un 63 % de las empresas nacionales ha paralizado su actividad más del 50 % y algo más de la mitad de las empresas españolas va a reducir las inversiones que tenía planeadas.

Unas cifras muy a tener en consideración en un sector que aporta casi un tercio del PIB de la UU y da empleo a la cuarta parte de los trabajadores comunitarios generando más de 360 billones de euros en exportaciones. En España el sector industrial representa el 12 % del PIB y genera el 11 % del empleo. De ahí que resulte esencial la digitalización, capaz de mejorar la gestión y acelerar el crecimiento económico y el empleo.

La respuesta de T-Systems

En este contexto la filial de servicios digitales de Deutsche Telekom ofrece Digital Supply Chain para facilitar la digitalización en la cadena logística. Se trata de una suite que ayuda a las empresas a optimizar costes y reducir el tiempo necesario para trasladar las mercancías hasta los distribuidores, con el consiguiente incremento de beneficios al mejorar la rentabilidad de productos y servicios.

Elena Madera, directora de Industria de T_Systems Iberia, recuerda que las empresas con cadena de suministro de alto rendimiento pueden obtener mayores ingresos que la media, por la disminución de costes. Resulta clave la reacción ágil y proactiva ante las circunstancias derivadas de la adaptación a las variables de la cadena de suministro.

Digital Supply Chain

Para ello se vale de Digital Supply Chain, apoyada en la inteligencia artificial, mediante la que detecta anomalías y puede anticiparse a posibles fallos de producción y sus aumentos de costes asociados. Se trata de una suite modular que proporciona distintas soluciones de conectividad entre sistemas y dispositivos tales como:

  • Digital Transport Tracking: seguimiento en la entrada y recepción de materiales asegurando la trazabilidad
  • Digital Smart Logistics: almacena los datos provenientes de los sistemas propios y externos y los procesa para explotarlos desde las unidades de negocio
  • Digital Logistics Analytics: ejecuta análisis descriptivo y predictivo en todas las etapas de la cadena
  • Digital Logistics Showroom: provee de cuadros de mando con información en tiempo real

Todas ellas pueden implantarse de manera independiente y personalizada en función de las necesidades de cada empresa. Digital Supply Chain es escalable y flexible, para adaptarse a cada empresa y ofrece medición, análisis, seguimiento y control en tiempo real de toda la actividad e información generada por la compañía.

Lea también :