La escasez de procesadores comienza a afectar a Apple

ComponentesWorkspace

La producción de componentes se encuentra desde hace un año viviendo una importante escasez que afecta a gran parte de sectores e industrias, como en este caso a Apple

Apple ha tenido que ralentizar la producción de algunos de sus productos debido a la escasez de procesadores. Este problema comenzó hace un año cuando a consecuencia del confinamiento ocasionado por la pandemia las fábricas de chips tuvieron que detener su producción, y aunque no tardaron mucho en reanudarla esa escasez de oferta continúa afectando a distintas industrias.

La última gran empresa en verse afectada ha sido Apple, lo que ocasionará una restricción en la venta de algunos de sus productos al no disponer de suficientes procesadores. La situación se agrava puesto que los rumores apuntan a que en las próximas semanas Apple presentará nuevos iPad y también podría afectar a la producción de sus ordenadores MacBook.

Ante esa escasez de existencias de microchips en Apple parecen haber ajustado la demanda de los mismos a los fabricantes de manera que, por lo menos, no quede desabastecida la producción del iPhone, el dispositivo que genera una mayor proporción de sus ingresos.

Una de las consecuencias de esta escasez de chips es que al no poder ensamblar suficientes unidades de sus productos habrá un mayor periodo de espera para poder comprar los equipos afectados, afectando también al stock acumulado en las Apple Store y otros establecimientos que venden productos de Apple. Es política habitual de Apple y otras empresas mantener los stocks al mínimo con lo cual un retraso de unos días o unas semanas puede dejar desabastecidas a las tiendas, imposibilitando la venta de algunos dispositivos concretos.

Lea también :