“La IA hará que los buenos líderes estén menos ocupados y sean más humanos”

Gestión EmpresarialInnovación

Un estudio de Microsoft y expertos de Altimeter Group y la Universidad de San Galo indica que la inteligencia artificial permite dedicar más tiempo a los empleados y el desarrollo de habilidades.

¿Cómo influye la aplicación de la tecnología de inteligencia artificial (IA) en las empresas? Y, más concretamente, ¿cómo influye en el liderazgo de estas empresas?

Microsoft, en colaboración con Susan Etlinger y Heike Bruch, analista IA de Altimeter Group y profesor de liderazgo en la Universidad de San Galo, respectivamente, ha llevado a cabo una investigación para responder a esta cuestión. Como resultado, ha descubierto que la IA permite a los líderes dedicarles más tiempo a sus empleados, pero también centrarse en el desarrollo de sus propias habilidades.

Y es que, cuando se introduce la IA en un negocio, cuestiones como motivar a los trabajadores acaban convertidas en prioridad. Esta tecnología se convierte en herramienta estratégica que deja más tiempo a los directivos para invertir en talento. Además, buena parte de ellos usaría la IA para optimizar la toma de decisiones.

“Los líderes con éxito utilizan la IA para tareas operacionales, pero también para ser más efectivos. En otras palabras, para gestionar el crecimiento, ajustar las prioridades y tener más tiempo para inspirar a la gente”, comenta Heike Bruch. “Es interesante comprobar que los líderes quieren poner más energía en involucrar e inspirar a sus equipos, a medida que la IA se vuelve más relevante. De esta manera, creo que la IA hará que los buenos líderes estén menos ocupados y sean más humanos”.

En esta misma línea Michael van der Bel, presidente de Microsoft EMEA, considera que con la IA “los líderes lo tienen más fácil para pasar de ser simples gerentes a potenciadores de cambios”.

Las compañías de crecimiento más rápido son las que más probabilidades tienen de usar IA y cuentan con planes más ambiciosos. Esto es, en comparación con las de bajo crecimiento, que piensan en inversiones a más largo plazo.

“Las organizaciones de crecimiento de dos dígitos están más avanzadas en sus despliegues de IA, pero también ven una mayor urgencia en usar más IA”, indica Susan Etlinger. “Consideran que lo harán en un plazo de uno a tres años”. Es más, “la mayoría cree que será a lo largo del año que viene. Las de menor crecimiento, por el contrario, prevén hacerlo en unos cinco años. Lo que nos lleva a la conclusión de que cuanto más conoces sobre la IA, más crece la urgencia para aplicarla”, dice Etlinger.

Lea también :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor