La integración de datos se mantendrá como tendencia en 2022

Datos y Almacenamiento

El poder de la información continuará marcando el camino empresarial en 2022, con tendencias como Data Fabric y Data Mesh.

Los datos, junto con el equipo humano, son el motor de las empresas. Una buena recolección, seguida de su análisis y aprovechamiento para la toma de decisiones fundamentada puede determinar su supervivencia en un mundo cada vez más competitivo.

El poder de los datos continuará marcando el camino en 2022, año en el que está previsto que se mantenga la demanda de herramientas de integración para que la información se vuelva más accesible y manejable sin importar el formato o el origen.

Denodo confía en que el Data Fabric se consolide “como base para empresas bien distribuidas”, marcadas por el teletrabajo y el auge del eCommerce, de cara a la automatización de tareas y la exploración de la información.

“Estos data fabrics reducirán además sus tiempos de entrega y, por eso, será el enfoque de gestión de datos preferido durante el próximo año”, pronostica Denodo.

Esta compañía también cree que la inteligencia de datos se abrirá paso para contribuir a la toma de decisiones, con las plataformas de Business Intelligence y los sistemas de IA y aprendizaje automático a la cabeza. El resultado serán predicciones de resultados más precisas y rápidas.

En tercer lugar, crecerá el atractivo de las arquitecturas Data Mesh descentralizadas para eliminar cuellos de botella y acercar esa toma de decisiones a quienes realmente comprenden los datos en cada departamento.

Esto conllevará una infraestructura unificada para que cada área trabaje con sus datos al tiempo que se mantendrán unas normas comunes de interoperabilidad, calidad y seguridad.

Las organizaciones, además, adoptarán los datos componibles y pasarán de las arquitecturas monolíticas. La alternativa de datos componible permitirá elegir herramientas para construir partes o toda la infraestructura de datos al completo, aportando más flexibilidad.

Si todo va según lo imaginado, el análisis de datos a pequeña y gran escala se pondrá de moda y se combinará con el análisis de Big Data. Así se podrán crear experiencias personalizadas para los clientes.

Lea también :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor