La mayoría de los consumidores gastaría hasta un 20 % más en un coche autónomo

Innovación

Como ventajas de estos vehículos sobre los modelos tradicionales apuntan al consumo eficiente de combustible, el descenso de las emisiones y los ahorros de tiempo.

El porcentaje de consumidores que, de aquí a 12 meses, preferiría usar un coche autónomo antes que un vehículo tradicional es del 25 %.

Pero la cosa cambia si el plazo otorgado es más amplio. Un 52 % se decantaría por la versión autónoma dentro de cinco años, en 2024.

Así lo revela un estudio de Capgemini, que entre las ventajas de estos coches apunta a un consumo de combustible eficiente (73 %), reducción de las emisiones (71 %) y ahorro de tiempo (50 %).

Prácticamente la mitad (49 %) de los consultados dice que se sentiría cómodos si el coche hiciese ciertos recados en su lugar. Un 54 % le dejaría recoger o llevar a casa a familiares y conocidos y justo un 50 % espera que este avance en automoción le permita ganar tiempo para dedicárselo al ocio, al trabajo y otras cuestiones.

“Nuestro estudio muestra un gran optimismo e interés entre los usuarios potenciales de vehículos autónomos. Hasta la fecha el debate se ha centrado en la evolución tecnológica de los automóviles sin conductor, por lo que resulta sumamente alentador que los futuros pasajeros sean conscientes de los potenciales beneficios que genera la tecnología”, opina Markus Winkler, responsable mundial de Automoción en Capgemini.

A todo esto hay que añadir que el 56 % de los consumidores se declara dispuesto a pagar hasta un 20 % más por un coche autónomo.

Los más propensos a la conducción autónoma son, por una parte, los usuarios millennials y, por otro, los consumidores chinos.

En cuanto a las barreras de adopción que todavía existen están la seguridad del coche (73 %) y la de sus sistemas (72 %).

Lea también :
  • capgemini
  • coche autónomo
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor