La minería de Bitcoin busca energía barata y sin CO2 en las centrales nucleares

MarketingPagos Electrónicos

Las centrales nucleares se convierten en alternativas de energía barata y sin CO2 para los mineros de Bitcoin.

Mientras continúa aumentando el precio de la electricidad y no descienden los requerimientos energéticos para la minería de Bitcoin, las largo tiempo denostada centrales nucleares parecen erigirse como una alternativa más que apetecible para los mineros de criptomonedas.

Es la estrategia que según The Wall Street Journal están abordando algunas empresas especializadas en minería de ciptomonedas al llegar a acuerdos con centrales nucleares para ubicar sus instalaciones en las proximidades a fin de recibir una energía a un precio muy inferior al de otros orígenes, además de tratarse de energía libre de emisiones de CO2.

Algunos países, como China, donde recientemente se ha prohibido toda actividad relacionada con las criptomonedas (minado, pagos, transacciones…) han puesto el acento en el desmesurado consumo energético necesario en las operaciones de minado.

Otras, como El Salvador, que se ha convertido en el primer país del mundo en admitir el Bitcoin como moneda de curso legal, ha propuesto que la electricidad necesaria para el minado se obtenga mediante la generación de energía geotérmica, muy abundante en el país.

Pero aun así y mientras en muchos países se reaviva la apuesta por el cierre de centrales nucleares y en otros se mantienen los planes de abrir nuevas centrales, son las empresas de minado de criptomonedas las que ven en el abaratamiento de la energía eléctrica necesaria la vía para que continúe siendo rentable ese proceso.

De ahí los acuerdos de algunas de las empresas que cuentan con grandes instalaciones para instalarse en las proximidades de las propias centrales nucleares con las que se está comenzando a firmar contratos de suministro que permitirían acceder a una energía más asequible al mismo tiempo que las instalaciones serían empresas respetuosas con el medioambiente debido a la ausencia de emisiones de CO2.

Lea también :