Categories: Empresas

La ola de calor, nueva amenaza de cierre para las fábricas en China

La peor ola de calor en 60 años está afectando algunas zonas de la provincia china de Sichuan donde se ubican importantes centros de los que depende la producción de distintos componentes y productos sobre los que se sustenta no sólo la industria electrónica sino otras más.

Se trataría de una nuevo cuello de botella por la paralización de la cadena de producción similar al que se vivió al comienzo de la pandemia con los confinamientos domiciliarios que suspendieron la producción de diversos componentes electrónicos. Una situación que afectó especialmente a los microchips pero que ahora se ampliaría.

Por ejemplo, una de las empresas afectadas es CATL (Contemporary Amperex Technology Company Limited), el mayor fabricante mundial de baterías para automóviles eléctricos, además de otras como Foxconn Technology (el más importante suministrador para Apple) así como otras empresas que afectarían son su paralización a marcas como Intel, Texas Instruments, Toyota o Volkswagen.

La razón para esta interrupción en el funcionamiento de las fábricas tiene que ver con el cierre durante seis días decretado por el Gobierno en la provincia de Sichuan en relación con la escasez de energía eléctrica que se produce debido al incremento de la demanda derivado de la ola de calor que se vive en la zona.

Se ha ordenado la paralización de la actividad fabril hasta el 20 de agosto para aliviar la presión en la red eléctrica ocasionada por un incremento de la demanda al aumentar el uso de los aparatos de aire acondicionado con muchas ciudades superando los 40º Celsius. De esta forma se reservaría la energía disponible para los hogares de los ciudadanos. Se da el factor adicional de que el calor y la sequía están dejando sin reservas los embalses que sirven para generar energía hidroeléctrica.

La zona de Sichuan es sede de importantes empresas de fabricación de semiconductores, además de ser un importante centro de fabricación de paneles solares, además de ser un hub crítico de la minería del litio, componente esencial para la fabricación de baterías.

Las consecuencias de este nuevo parón en la industria tecnológica podrían ser un incremento de los precios de estos componentes y productos además de un nuevo cuello de botella en el suministro de los mismos cuando se reanude la producción. De hecho en apenas dos días desde el inicio de este cierre ya se ha detectado un incremento en el precio de los silicio policristalino, uno de los componentes de las placas solares fotovoltáicas.

Antonio Rentero

Recent Posts

El empleado, eslabón más débil en el modelo de trabajo híbrido

La mayoría de los españoles utilizan dispositivos personales para intercambiar información y documentos de trabajo.…

3 horas ago

La importancia del 5G en la cadena logística

La posibilidad que ofrece el 5G de contar con flujos de datos más amplios en…

17 horas ago

Globant potenciará la plataforma digital de LaLiga

El acuerdo promoverá una expansión de los productos y servicios de LaLiga Tech a través…

18 horas ago

Hasta el 60 % de las reservas de viajes ya se hacen online

Las distintas plataformas y metabuscadores facilitan la gestión y reserva de viajes pero también hay…

18 horas ago

4 recomendaciones para garantizar la seguridad física del centro de datos

Vigilar el acceso de las personas y utilizar sensores de temperatura y humedad son algunas…

1 día ago

Los operadores se unen para implementar tecnología de seguridad cuántica

Nace la iniciativa GSMA Post-Quantum Telco Network Taskforce para llevar a la industria de las…

1 día ago