La pandemia está pasando factura a la salud mental de 1 de cada 2 trabajadores en España

Workspace

Muchos preferirían trabajar solo en casa o con visitas ocasionales a la oficina en vez de volver al sistema anterior. Y la mayoría teme por la continuidad de sus empleos.

Los efectos del coronavirus es el campo de estudio de IBM en uno de sus últimos informes, donde recoge las opiniones de directivos y trabajadores.

Según su investigación, España es el país con mayor número de directivos dispuestos a priorizar la transformación digital de sus negocios en los próximos dos años. Así lo afirma un 68 %. Además, el 82 % convertirá la computación en la nube en prioridad y el 66 % hará lo propio con la inteligencia artificial.

Ahora ya no preocupa la inmadurez de la tecnología o la gestión del cambio en las plantillas, antiguos obstáculos para la digitalización, sino que la formación inadecuada de los empleados y su estado emocional se han posicionado como las barreras más importantes.

Y es que el impacto de la pandemia no sólo ha sido económico o físico a nivel de salud, sino también mental. Casi 1 de cada 2 (47 %) españoles confirma que su salud mental se ha visto afectada durante los últimos meses. Un 78 % de las compañías asegura proporcionar soporte físico y mental a sus trabajadores.

Además, otro 78 % dice que les está ayudando a adquirir las competencias necesarias para afrontar nuevas formas de trabajar.

Cabe señalar que el teletrabajo parece haber llegado para quedarse, dejando atrás su concepción como solución temporal. Hay más españoles que preferirían trabajar solo en casa o con visitas ocasionales a la oficina que volver al sistema anterior. Y su salud mental tendría mucho que ver.

La posibilidad de volver al puesto de trabajo presencial de forma segura es algo que preocupa. Los españoles reclaman protección frente al virus y flexibilidad laboral. Entre sus peticiones se encuentran protocolos de comunicación claros sobre las medidas de reincorporación, tests, distanciamiento social… Mientras, cada vez más directivos señalan la protección del entorno de trabajo como prioridad (2 % en 2018 frente al 21 % actual).

Otro punto por el que se ha interesado IBM es la seguridad de los sistemas informáticos. Los ataques de phishing se han disparado un 6000 % a nivel mundial desde el inicio de la crisis sanitaria, por lo que lo que la ciberseguridad también ha pasado a ser prioritaria. En este caso, para un 83 % de los directivos españoles.

La incertidumbre sobre cómo evolucionará la situación es alta. El 67 % de los encuestados teme por la continuidad de sus empleos. Y sólo un 5 % cree en la recuperación económica en los próximos meses.

Lea también :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor