La planta de Mercedes-Benz en Vitoria detiene la producción por falta de microchips

ComponentesWorkspace

La ausencia de microchips obliga a detener la producción en la factoría de Mercedes-Benz en Vitoria.

Esta semana Mercedes-Benz interrumpirá la producción en su planta de Vitoria debido a la falta de un componente que se ha convertido en esencial en la industria de la automoción: los microchips.

La producción de estos componentes lleva año y medio siendo incapaz de atender la demanda de múltiples industrias debido tanto al aumento de sectores y productos que hacen uso de semicoductores como al cuello de botella que sufrió la industria de componentes durante el confinamiento debido a la pandemia de la COVID-19.

En concreto se interrumpirá la producción entre los días 30 y 31 de agosto además de los días 1 a 5 de septiembre, una interrupción que afectará a los tres turnos de producción y a las cadenas de producción, montaje y pintura. Esto supondrá una revisión de los objetivos de producción anuales, que se reducirán en 3.000 unidades menos que las previstas en julio y 12.000 menos de las previsiones para 2021 que se fijaron a comienzos de año.

Ante la incertidumbre en cuanto al momento en que se recobrará la normalidad, desde la dirección de la planta de Mercedes-Benz en Vitoria se tiene previsto reiniciar la producción el día 6 de septiembre, pero la decisión definitiva se tomará el día 2, cuando se disponga de más información sobre la disponibilidad del suministro de componentes.

Lea también :