La remotización del IT en tiempos de Covid-19

CloudDatos y AlmacenamientoRedesSeguridadServidoresWorkspace

Nutanix y Versia nos explican cómo se están adaptando diferentes sectores de actividad a la nueva normalidad, donde el trabajo en remoto gana presencia.

El mundo a finales de 2020 ya no es como a principios de año. La pandemia de coronavirus lo está trastocando todo. Ha obligado a muchas empresas a adaptar sus servicios a la modalidad del trabajo en remoto para garantizar la propia continuidad de los negocios. Términos como hiperconvergencia y la multinube híbrida marcan esta nueva realidad, aportando agilidad y reducción de costes.

Para hablar de todas estas cuestiones, NetMedia Group ha reunido de forma virtual a Tomás Juárez, director de canal de Nutanix, y dos representantes de Versia. Concretamente, al jefe de proyectos Esteban Arrúe y al gerente de cuentas Lorenzo Beunza. Los tres comparten sus experiencias en el webinar La remotización del IT en tiempos de Covid-19, incluyendo casos de éxito reales en sectores clave y tan distintos entre sí como la industria y los seguros.

Reto tras reto para los CIOs

Los retos a los que se enfrentan las empresas modernas son evidentes. Pero la nube ha llegado para ayudarlas, a base de “seguridad, simplicidad, facilidad de manejo” e “hiperconvergencia”, tal y como defiende Tomás Juárez. El director de canal de Nutanix explica que un solo paquete que incluya almacenamiento, red, cómputo y backup facilitará sus tareas a la gente de TI.

La propuesta de Nutanix es “hacer invisible el cloud” en un mundo híbrido. “Lo que nosotros intentamos hacer es no bloquear las decisiones del cliente”, explica Tomás. Y, hoy por hoy, se empieza por impulsar la remotización y facilitar la gestión de la información a través de “pequeños filtros” para quedarse con “datos muy inteligentes que han sido seleccionados, y de muy alta calidad”.

Esto permitirá “estar preparado” ante “cualquier pandemia que nos pueda pasar”, ya sea un nuevo coronavirus o “una tormenta electromagnética”. Para este experto, la misión del CIO consiste, precisamente, en prepararse “para la siguiente versión de COVID o de desastre que pueda venir, porque lo que nos ha demostrado la naturaleza es que la realidad es más testaruda de lo que nosotros nos podemos imaginar”.

La solución pasa por ser veloz y vencer el déficit presupuestario y de personal. “No hay partidas presupuestarias para el desastre”, comenta el directivo de Nutanix. “Vamos a tener que hacer cosas diferentes con el mismo presupuesto”. Además, en este 2020 “hay un 30 % menos de alumnos en carreras técnicas en España”, por lo que, “dentro de 3-4 años tendremos un 30 % menos de masa laboral técnica” y el CIO estará condenado a “automatizar cosas, reducir procesos, simplificar”.

El director de TI también tendrá que velar por “la disponibilidad y la seguridad” las 24 horas del día, los 7 días de la semana. Los sistemas “no pueden fallar”. Y, sin embargo, las empresas viven sometidas a un “riesgo de pérdidas en caídas de servidores”.

Ante esto, Nutanix propone “una sola solución que te sirve tanto para el data center, que escala a infinitos nodos, como para cualquier solución ROBO” de uno o varios servidores, “hibridando con la nube”. El cliente lo gestiona “todo de la misma manera”, “sólo con un clic” y “para cualquier tipo de carga” y “dato”. Se trata de “un modelo hiperescalar” que entrega “simplicidad en la infraestructura, un coste reducido”, implantación en horas, “ayuda a la actualización” y “advertencias” inteligentes.

Dos casos de éxito

Versia ha implementado esta tecnología en entornos reales. En la industria, introdujo la solución Nutanix en una multinacional de más de 3000 trabajadores que tenía “una infraestructura tradicional de tres capas, con sus servidores, sus cabinas de almacenamiento” y “su red”, todo “difícil de mantener” y poco favorable para abrazar la nube híbrida, según cuenta Lorenzo Beunza, sin “un sistema centralizado” para las fábricas y las delegaciones.

La alternativa que se instaló, con filosofía “pay as you grow”, evita “una inversión inicial fuerte” y el pago de licencias y “permite ahorrar por lo menos un 30 % del tiempo” de los técnicos, que ahora se dedican “a liderar proyectos”, de acuerdo con la comparación realizada por el gerente de cuentas. “En licencias de software de virtualización, se ahorró más de 40 000 euros”. Y también se ahorra “dinero en actualizaciones y migraciones”.

A esto se suman el rendimiento y la visibilidad. La gestión “desde la misma consola” de los entornos nacionales y en el extranjero, con posibilidad de lanzar cargas a la nube pública y un control como si fuera en local, así como la instalación “sin interrupción de servicio y transparente para los usuarios” son dos de sus ventajas. El sistema puede crecer en vertical y horizontal.

“Es algo que se hace con unos pocos clics de ratón”, destaca Lorenzo. Y, “si hay cualquier problema, la propia consola le avisa”. En su opinión, “el soporte de Nutanix es de lo mejor que hay en el mercado”, ya que “se mete hasta la raíz del problema”. Esto, en sí mismo, supone otro “ahorro de costes brutal: en viajes, en auditorías, en gente que toca y no sabe”.

“La solución Nutanix”, resume Lorenzo Beunza, “sirve para cualquier empresa”. Versia la ha implantado “en clientes del sector público”, “de energía, de suministro eléctrico”, “de automoción” y también “de seguros”, además de en la industria. En el segmento asegurador, ha estado trabajando con una compañía que había iniciado un “piloto orientado en la virtualización del puesto de trabajo” hace un año, tal y como narra el jefe de proyectos Esteban Arrúe.

“VDI no hace más que centralizar todos los recursos mediante procesos de virtualización, haciendo que los puestos de trabajo, desde un punto vista meramente tecnológico, dejen de depender de un equipo físico en concreto”, desarrolla. Esto permite avanzar en la búsqueda de la “seguridad, simplicidad, disponibilidad, eficiencia y, por supuesto, flexibilidad”, que son elementos “básicos para la supervivencia y continuidad” del negocio.

Todo ello, unido a “un menor esfuerzo y tiempo de mantenimiento”, como añade Esteban, conlleva “una parte muy importante de reducción de costes”.  Con el tiempo, el cliente buscó una extensión a más usuarios. Y ahí entró en juego Nutanix como “solución integral de hiperconvergencia”, “con Acropolis como hipervisor”, ya que simplificaba “la complejidad de los sistemas tradicionales” y ofrecía “una solución muy fácilmente escalable”.

La llegada de la COVID-19 lo redimensionó todo. “Un proyecto que inicialmente era una apuesta tecnológica del departamento de TI, pasa a ser rápidamente un proyecto estratégico de negocio”, señala Lorenzo. “Todos los trabajadores” que están confinados en sus casas, “de repente disponen de una solución que les permite trabajar en remoto como si estuviesen en sus oficinas”. Del centenar de usuarios iniciales, se pasa a “un despliegue masivo”, para unos 350 usuarios de diferentes perfiles y departamentos.

“Gracias a la apuesta que hubo por parte del cliente de la hiperconvergencia y, sobre todo, con Nutanix como solución, este crecimiento” se pudo “realizar de una manera muy, muy, fácil”, resuelve el jefe de proyectos de Versia, que considera la solución “fácilmente extensible a muchísimos clientes”.

La vida continúa

Desde el punto de vista de Esteban Arrúe, una solución como Nutanix sirve “para cualquier negocio que está inmerso o que quiere iniciar su propia transformación digital”. Esto se hace evidente en “negocios con un entorno de alta movilidad”, donde el teletrabajo impera, en los “que buscan reducir costes de gestión y mantenimiento”, porque pueden “disponer de un punto centralizado para la gestión del puesto de trabajo y realizar los cambios de configuración”, y, sobre todo, en los que buscan seguridad.

“VDI es un entorno seguro. La información va a estar centralizada en sus servidores, no sale de la empresa en portátiles o dispositivos USB. Y, además, está disponible”, indica Esteban, que ve en la remotización una solución “interesante”.

Lorenzo Beunza considera que “con estos proyectos se ve muy claro el típico dibujo del iceberg. Debajo del agua, el hielo es muy grande”, pero “no se ve. Hay muchos costes ocultos en la implantación y, sobre todo, en el mantenimiento de los sistemas que con este tipo de soluciones se consiguen evitar o minimizar”, describe. “Se ahorra dinero en licencias y mantenimiento de software. Las inversiones son controladas en el momento que se necesitan. No necesitas grandes inversiones. Se ahorra mucho tiempo, pero mucho, en la gestión diaria”, insiste, y también en “personal remoto no especializado”.

“En nuevos proyectos, el crecimiento es muy sencillo, es semiautomático. Y, en la mayoría de los casos, lo hace directamente el cliente con unos cuantos clics de ratón”, continúa. “Cuando hay un problema es muy fácil llegar a la raíz”. Y, finalmente se trata de “una infraestructura pensada en la cloud”.

De ahora en adelante, habrá que impulsar la innovación en medio de la incertidumbre. Todo CIO debe centrarse en cinco ámbitos bien definidos. Así lo relata Tomás Juárez, que recomienda apostar por “APIs basadas en cloud. Es decir, la integración total con cloud nativa que le permita ser mucho más flexible en los movimientos que haga”, cuando lo necesite. Esto pasa por “el desarrollo ágil de aplicaciones”. Por tanto, el segundo punto pasa por “ser muy rápidos en el desarrollo de aplicaciones”, en el DevOps.

“La experiencia del usuario” también es clave. “Lo que nos ha demostrado esto” del coronavirus “es: aprende del usuario. El usuario tiene que trabajar donde quiera, como quiera” y de una manera “confortable, porque es nuestro mayor activo”, destaca Tomás. “El otro tema es la confianza digital”, saber que lo que no es físico “va a funcionar” igual de bien que cuando se mueve “un papel entre personas que se sientan al lado”.

“Por supuesto”, el futuro dependerá de “una infraestructura automática inteligente”. De ahora en adelante, “la infraestructura no puede ser compleja. La infraestructura no tiene que ser el dato”. Su objetivo debe ser facilitar la toma de decisiones. “Abordemos modelos de suscripción”, anima el portavoz de Nutanix, “no bloqueantes con otras tecnologías”. Esa es “la mentalidad que le tenemos que dar a nuestros clientes: ellos son los dueños de su futuro, no nosotros”.

Lea también :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor