Las brechas de seguridad tienen un coste de 3,86 millones de dólares para las empresas

Seguridad

8 de cada 10 incidentes terminan con la exposición de la información de identificación personal de los clientes, según un estudio de IBM.

Los problemas de seguridad informática siguen causando sangrías monetarias a las empresas. De media, cada brecha les cuesta a las compañías 3,86 millones de dólares, según desvela un informe de IBM Security.

Al menos 8 de cada 10 incidentes terminan con la exposición de la información de identificación personal de los clientes, que es precisamente la infracción más costosa a la que se enfrentan las organizaciones. El impacto de aquellos incidentes en los que los atacantes usaron credenciales robadas para acceder a las redes corporativas asciende a 4,77 millones de dólares.

La segunda causa más costosa de las brechas de seguridad es la explotación de vulnerabilidades, valorada en 4,5 millones de dólares.

IBM Security explica que las violaciones de datos provocadas por los estados son las más graves a nivel de coste, con 4,43 millones de dólares, por encima de las que dependen de ciberdelincuentes y hacktivistas.

El problema se puede agravar durante los próximos meses a causa del teletrabajo y la mayor adopción de infraestructuras de nube para combatir las limitaciones derivadas de la pandemia de coronavirus. Y es que, según otro estudio de IBM, más de la mitad de los empleados que trabajan desde sus hogares no ha recibido directrices nuevas sobre cómo manejar los datos de los clientes.

Las empresas mejor preparadas para combatir posibles incidentes serían aquellas que aprovechan la tecnología de automatización de seguridad, incluyendo la inteligencia artificial.

“Cuando se trata de la capacidad de las empresas para mitigar el impacto de una violación de datos estamos empezando a ver una clara ventaja de las empresas que han invertido en tecnologías automatizadas”, destaca Wendi Whitmore, vicepresidente de IBM X-Force Threat Intelligence.

“En un momento en que las empresas están ampliando su huella digital a un ritmo acelerado y la escasez de talento de la industria de la seguridad persiste, los equipos se ven desbordados al tener que asegurar más dispositivos, sistemas y datos”, indica Whitmore. “La automatización de la seguridad está resolviendo esta carga, no sólo permitiendo una respuesta más rápida a las infracciones, sino también una respuesta significativamente más rentable”.

Lea también :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor