Las empresas en la ‘nueva normalidad’: 5 cambios manifiestos

Gestión EmpresarialTrabajoWorkspace

El ahorro por desplazamientos, la inversión en internet o la búsqueda de talento digital son algunas de las tendencias que están ganando peso durante la pandemia.

Cuando se consiga ganar la batalla al coronavirus, habrá hábitos adquiridos durante la pandemia que se mantendrán. O, al menos, lecciones aprendidas que no se pueden olvidar.

Para respetar los confinamientos y respetar la distancia social, el teletrabajo ha ganado enteros durante los últimos meses. Los expertos creen que el entorno de trabajo híbrido, que combinará trabajadores en remoto con empleados desplazados hasta la oficina, será lo habitual de ahora en adelante, más allá del periodo conocido como la nueva normalidad.

La startup Pleo ha analizado las variaciones financieras en las organizaciones durante la pandemia, como la reducción del gasto en comida y viajes de empresa y el aumento en infraestructura tecnológica y software, y ha publicado una lista con cinco tendencias que, en su opinión perdurarán para guiar la gestión empresarial de ahora en adelante.

“La pandemia de la COVID-19, además de sus innegables efectos económicos y sociales, también ha calado en la cultura corporativa y en la filosofía de trabajo de las compañías”, explica Aiyana Moorhead, Country Manager para España de Pleo. “Durante estos meses, las compañías han adoptado nuevos modelos de trabajo, procesos de transformación y evolución digital para poder responder a una realidad que llegó sin previo aviso”.

“Estos cambios han traído consigo consecuencias positivas, que dibujarán el nuevo futuro del trabajo”, defiende Moorhead. Por ejemplo, la “reducción de visitas y viajes de trabajo” y el “auge de las opciones online” está provocando que los gastos en desplazamiento de los empleados se contraigan en torno al 78 %.

Este ahorro en trayectos y alojamientos sitúa la alternativa de las herramientas online para videoconferencias y eventos virtuales como un canal de comunicación económico tanto a nivel interno como para mantener las relaciones con clientes y socios.

En segundo lugar, se registra cierto “aumento de los gastos gestionados por los empleados: los gastos en internet y teléfono crecen un 193 %; las compras de material de oficina, un 74 %”. Es decir, hay gastos que tradicionalmente asumían las empresas que en estos momentos están recayendo directamente sobre los trabajadores.

Dado que el teletrabajo ha llegado para quedarse, las compañías deben tomar conciencia de la inversión que supone cambiar de espacio y revisar sus políticas de contabilidad, reporte y control.

Esto va acompañado de una “apuesta por las soluciones tecnológicas”. Pleo revela que el gasto en software y dispositivos informáticos se ha incrementado un 34 % y un 8 %, en cada caso. Se espera que los porcentajes sigan subiendo, con especial protagonismo de las soluciones de automatización.

Además, parece que se está desencadenando una “búsqueda de nuevos talentos digitales”, lo que supondrá el “crecimiento de los perfiles STEM”. Esto es, personas especializadas en materias de ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas, capaces de asegurar la aplicación de nuevas tecnologías. Pero, para ello, hay que actuar primero en el sistema educativo.

El último cambio que se está observando es el de la implementación de “modelos de trabajo más flexibles”, donde se favorece la conciliación y el bienestar, en los que “el empleado en el centro” de los Recursos Humanos.

“Los meses de confinamiento han demostrado cómo aspectos motivacionales y el compromiso de los trabajadores son determinantes en el día a día de los negocios, por encima de otros aspectos como la presencia física de los equipos”, destacan desde Pleo. Y esto es algo que no debería perderse.

Lea también :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor