Las empresas suspenden en su adaptación al futuro del trabajo

EmpresasGestión EmpresarialTrabajoWorkspace

Menos de un tercio de las empresas europeas cuenta con una estrategia para el futuro del trabajo, un enfoque holístico que contemple la actualización de los empleados, los puestos laborales y la organización del trabajo.

Vivimos en una época de cambios rápidos y profundos que inciden en todos y cada uno de los planos de la sociedad. El trabajo es una de las esferas más importantes de nuestras vidas, por lo que la adaptación de las empresas y de los puestos laborales a todos estos cambios es determinante.

Sin embargo, parece que las compañías no están siendo tan ágiles como cabría esperar. Según el estudio ‘Preparados para el futuro del trabajo’, elaborado por IDC y patrocinado por Dell Technologies y VMware, sólo el 29% de las organizaciones europeas consultadas -en España, Francia, Alemania, Italia, Polonia, República Checa y Reino Unido- reconoce haber establecido con éxito una estrategia para el futuro del trabajo, un enfoque holístico e integrado para dotar a la empresa y a sus trabajadores con las últimas innovaciones.

Dicho informe gira en torno de las denominadas Future of Work Determined Organization (FDO), es decir, organizaciones comprometidas por el futuro del trabajo. En España, más de la mitad de las FDO (56%) están llevando a cabo la implementación de programas para que los empleados actualicen sus habilidades digitales, ligeramente por encima de la media europea (50%).

Además, cerca de la mitad de las FDO españolas (48%) considera que la productividad de los empleados es el principal factor impulsor de la transformación del puesto de trabajo, en línea con los resultados del resto de los países encuestados.

El estudio hace hincapié en las iniciativas para aumentar la productividad. Destaca que el 50% de las FDO españolas han implementado asistentes digitales inteligentes y casi una cuarta parte está o tiene previsto utilizar funciones de back-office habilitadas para inteligencia artificial. Igualmente, las empresas españolas creen que las plataformas basadas en la nube, el software de seguridad móvil y el acceso a herramientas desde dispositivos móviles son iniciativas fundamentales para fomentar la productividad de los empleados.

El informe de IDC incide en que el impulso del futuro del trabajo no se limita a la mejora de las habilidades digitales, sino que se tiene que extender al entorno laboral. Así, el 43% de las empresas españolas consultadas afirma que el rediseño del espacio para lograr un trabajo más productivo forma parte de un programa integral que ya está desarrollando.

Y también debe impregnar la organización del trabajo. El estudio detalla que el 43% de las compañías españolas cuenta con políticas que aportan beneficios en este sentido, como flexibilidad horaria o teletrabajo, por ejemplo. No en vano, más de la mitad de las empresas españolas encuestadas esperan que las medidas de flexibilidad ayuden a la mejora de la productividad y a una mayor satisfacción de sus empleados. El Reino Unido se destaca en este ámbito, puesto que dos tercios de las empresas británicas afirman estar haciendo esfuerzos para adaptarse a las necesidades cambiantes de la fuerza laboral europea.

Por otra parte, el 43% de las empresas españolas encuestadas indican que la seguridad y la gestión son los mayores desafíos para la innovación en el puesto de trabajo. Asimismo, más de un tercio (34%) asegura que los sistemas de TI redundantes afectan a la integración de las nuevas tecnologías.

El informe también pone de manifiesto que la brecha generacional dificulta la creación del puesto de trabajo del futuro en toda Europa. IDC señala que en las empresas europeas conviven la ‘Generación X’ (35% de los empleados), la ‘Generación Y’ (38%) y la ‘Generación Z’ (7%), generando conflictos intergeneracionales y expectativas de trabajo multigeneracional, que son algunos de los obstáculos señalados por casi un tercio de las empresas (29%) cuando se intentan adoptar medidas innovadoras. Este porcentaje se eleva hasta el 38% en España, donde es considerado el segundo mayor desafío para la innovación en el puesto de trabajo.

Lea también :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor