Las implementaciones de IoT industrial en Europa triplican a las de Estados Unidos

Innovación

Bain & Company explica que “muchas compañías industriales europeas invirtieron pronto y con más frecuencia en el IoT, obteniendo cierta ventaja”.

Bain & Company ha vuelto a encuestar a europeos y estadounidenses sobre uso industrial del internet de las cosas (IoT) un par de años después.

En su informe Europeans Extend Their Lead in the Industrial Internet of Things destaca que Europa es líder en internet de las cosas industrial y le pone cifras a ese liderato. En estos momentos las implementaciones de IoT industrial en Europa son tres veces mayores que en los Estados Unidos.

En esto han influido su compromiso con las pruebas de concepto (POC) y sus números de inversión en 2016. Tanto clientes comerciales como industriales destinan más porcentaje de gasto en tecnología a IoT en Europa que en Estados Unidos.

Dos años atrás un 27 % de los directivos europeos incluía entre sus planes la implementación de IoT industrial en comparación con un 18 % de los estadounidenses. Ahora estas iniciativas ya se estarían igualando y cerca de la mitad de los directivos estadounidenses planea este tipo de implementaciones, como los europeos. El caso es que las compañías americanas tienen que enfrentarse a problemas de implementación por las que gran parte de las europeas ya han pasado.

Hay coincidencia entre las organizaciones de un lado y del otro del charco en cuanto a ciberseguridad, que se revela como un obstáculo importante para la adopción de IoT. Y también se observa cómo la fabricación discreta se lleva la mayor parte de la asignación para IoT, seguida de los procesos industriales.

Se espera que en el futuro Europa siga por delante de Estados Unidos, con más del doble de implementaciones extensivas.

“Las ambiciones a largo plazo de los directivos industriales europeos y estadounidenses resultan similares. La diferencia es que muchas compañías industriales europeas invirtieron pronto y con más frecuencia en el IoT, obteniendo cierta ventaja frente a sus compañeros estadounidenses”, explica Pablo Cornicelli, socio de las prácticas de tecnología y telecomunicaciones en Bain & Company. “Los europeos también se adelantaron al descifrar el código para desbloquear el valor de las soluciones del IoT”.

Cornicelli indica que, si Europa es capaz de controlar los desafíos que existen en privacidad y regulación, se posicionará como líder mundial “con una ventaja competitiva sobre sus homólogos de otras regiones”.

“En los próximos dos o tres años, surgirán claros ganadores del IoT, a medida que los beneficios de la inversión temprana se activen y sus POC se amplíen a niveles operativos”, sigue este experto. “Las empresas que hayan pospuesto la inversión perderán terreno frente a los competidores que han aprendido a obtener valor del IoT, beneficiándose, cada día más, de los datos y las habilidades que formarán la base de la competencia en el mundo de la automatización extrema y la inteligencia artificial”.

Lea también :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor