Las innovaciones que llegan con Kirin 980

InnovaciónInvestigación y DesarrolloMovilidadSmartphones

Es el nuevo SoC de Huawei para la inminente serie de smartphones Mate 20 y supone un importante salto cualitativo para que el fabricante asalte el número 1 mundial, actualmente en manos de Samsung.

Al igual que ocurriera el año pasado en la feria IFA, Huawei ha decidido este año apostar por el anuncio de su nuevo SoC estrella, el Kirin 980. Sí ha habido lanzamiento de productos, como es el caso de su primer altavoz intelgiente Huawei AI Cube compatible con Alexa, así como Huawei Locator, un beacon de localización para evitar pérdidas o robos de cualquier dispositivo.

Sin embargo, toda la atención está puesta ahora en este conjunto de chips bajo el encapsulado de Kirin 980, el primero con tecnología de fabricación de 7 nanómetros desarrollada en las instalaciones de TSMC (Taiwan Semiconductor Manufacturer Company).

Construir en 7 nanómetros significa poder añadir un mayor número de transistores en el interior de un chip más pequeño. En concreto, esta pastilla cuenta con la friolera de 6.900 millones de transistores en un tamaño de matriz de 1 centímetro cuadrado (la densidad aumenta 1,6 veces con respecto a los 10 nanómetros). Según Huawei, este diseño mejora el rendimiento un 20% mientras se reduce el consumo energético un 40% si se compara con la anterior generación. Para hacernos una idea, la mayoría de smartphones cuentan con un SoC en 10 o más nanómetros ya que el Kirin 980 es el primero de la industria en bajar a los 7 nanómetros. Y ésta es una ventaja competitiva frente al resto.

Echando un vistazo a la CPU de este SoC, se trata de un diseño con 8 núcleos, cuatro de ellos Cortex A-76 diseñados por ARM (presentados en junio pasado), y otros cuatro Cortex A-55 para tareas menos exigentes y de menor consumo energético. La frecuencia máxima de proceso que se puede conseguir con los primeros es de 3GHz, aunque Huawei la ha limitado a 2,6 GHz por motivos de sobrecalentamiento. No obstante, esta frecuencia de proceso ya es de por sí abrumadora. Hay que recordar que cuanto mayor es la temperatura de un chip, menor rendimiento es capaz de ofrecer.

Mientras tanto, el subsistema gráfico está comandado por una GPU Mali G-76 diseñada para aportar el máximo rendimiento en aplicaciones y juegos cada vez más sofisticados y con mayores elementos que procesar. Este diseño, nuevamente según asegura el fabricante, ofrece un 46% más de potencia gráfica y una mejora de la eficiencia energética del 178%, incluyendo un motor de inteligencia artificial que detecta las cargas de trabajo para asignarles los recursos de computación adecuados para su óptimo rendimiento.

NPU Dual

Con la llegada del chipset Kirin 970 el año pasado, Huawei marcó un antes y un después en uno de los conceptos más repetidos de los últimos tiempos en la industria tecnológica: la inteligencia artificial. No era el primer fabricante en incorporar esta tecnología en los smartphones, pero sí el primero en hacerlo a nivel de hardware a través de una unidad de proceso diseñada expresamente para imitar a las redes neuronales del cerebro humano. Se trataba de la NPU (Neural Processing Unit), que se unía así a las clásicas CPU y GPU. La principal diferencia con respecto al software es que se reduce considerablemente el consumo energético de los terminales mientras que la velocidad de respuesta ante cualquier petición (principalmente de imagen) aumenta casi exponencialmente.

En una primera etapa, en la que aún nos encontramos, este chip se encarga de detectar tipos de imagen y adecuar los parámetros de la cámara de  forma automática para obtener las mejores instantáneas. Ya en su momento el que escribe pudo comprobar de primera mano las bondades de la NPU, primero en el Huawei Mate 10 y después en el Huawei P20 Pro lanzado en marzo pasado.

Pues bien, la llegada del SoC Kirin 980 supone una nueva evolución en materia de inteligencia artificial ya que Huawei ha implementado una NPU Dual para mejorar el reconocimiento de imágenes un 120% con respecto a la anterior generación Kirin 970. Según sus cálculos, esta NPU doble es capaz de reconocer hasta 4.600 escenas por minuto. Pero lo mejor de todo está por llegar, ya que el fabricante, además de proporcionar su propio SDK a desarrolladores, también ha anunciado la compatibilidad de este encapsulado con frameworks de inteligencia artificial como Tensorflow y Caffee. De esta forma, la inteligencia artificial dará el salto a otras aplicaciones de terceros más allá de la imagen, así que muy pronto veremos en las tiendas de aplicaciones (tanto de Google como de la propia Huawei) desarrollos que podrían revolucionar el mercado y la experiencia de los usuarios con sus smartphones.

En resumen, Kirin 980 es nuevamente la gran apuesta de Huawei para asaltar el trono que ostenta Samsung desde hace algunos años como primer fabricante mundial de smartphones. No será tarea fácil, pero la china ya ha demostrado músculo alcanzando y superando a Apple, algo que hace tan sólo un par de años habría sido impensable. El reto, desde luego, está ahí. Veremos cómo se comportan los primeros dispositivos gobernados por Kirin 980, la serie Huawei Mate 20, que ya tiene fecha prevista de lanzamiento: 16 de octubre en Londres. Estaremos pendientes de ello.

Lea también :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor