Las suscripciones a bienes físicos acabarán superando a las de servicios digitales

eCommerceMarketing

En medio de la pandemia de coronavirus, los consumidores están optando por esta nueva forma de adquirir productos sin salir de casa.

Las suscripciones a servicios digitales, como las populares plataformas de streaming de vídeo, dejarán de ser las suscripciones más destacadas en poco tiempo.

La pandemia de coronavirus está cambiando muchas cosas. Y la forma en la que se consume es una de ellas. La economía de suscripción de bienes físicos ha demostrado sus ventajas en medio de la crisis sanitaria, ya que evita salidas a las tiendas y reduce el riesgo de contagio. Se ha vuelto tan apreciada que seguirá creciendo hasta superar al mercado de suscripciones digitales para los consumidores en 2022.

Detrás de este éxito se esconde también el hecho de que las empresas están buscando formas de afianzar sus ingresos recurrentes en tiempos de dificultad.

Juniper Research espera que el valor de las suscripciones a bienes físicos se multiplique por más cuatro durante los próximos años. Pasará de los 64 000 millones de dólares previstos para este 2020 a más de 263 000 millones en 2025. Para entonces, cada suscriptor estará asociado a dos cajas de bienes físicos de media. Y es que la mayoría de las industrias tienen potencial para adaptarse a este nuevo modelo de ventas, que permite consumir diferentes tipos de producto sin salir de casa.

Por regiones, Norteamérica y la Europa más occidental impulsarán el cambio gracias a la solidez de sus redes logísticas y a que los modelos de suscripción están establecidos.

Otra tendencia que habrá que tener en cuenta es la de las suscripciones multiservicio, con las que se pueden ofrecer varios servicios con un coste único. En su caso, apuntan a los 69 000 millones de dólares para 2025.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor