Lenovo aumenta sus beneficios un 53 % y apunta a la cima del podio de ventas en España

FacturaciónGestión EmpresarialMovilidadPortátilesWorkspace

El importante incremento de ventas de los últimos meses es indisoluble de la situación ocasionada por la pandemia de la COVID-19. Una de sus consecuencias ha sido la potenciación del teletrabajo, motivo por el cual se han incrementado la ventas de los equipos informáticos, especialmente los ordenadores portátiles. Y una de las marca que más partido han sacado de ello es Lenovo, con espectaculares rendimientos y mejores perspectivas.

El tercer trimestre de 2020 ha sido tremendamente exitoso para Lenovo, con 12.400 millones de euros de ingresos. Eso supone un incremento del 7 % interanual y un beneficio neto de 264 millones de dólares en todo el planeta. Esto equivale a un 53 % más que en 2019.

La división de dispositivos inteligentes es la que encabeza ese espectacular crecimiento, con una facturación de 9.790 millones de euros, creciendo un 8 % interanual. A continuación queda la división de tecnología móvil, animada en parte gracias a las ventas del modelo Razr 5G, especialmente orientado a los videojuegos, seguida de la división de centros de datos, con 1.260 millones de euros en ingresos.

Tras un fuerte incremento de la demanda durante el primer trimestre, Lenovo reforzó su cadena de suministros, continuando en esa misma línea en un mercado que por el momento no da muestras de debilitarse. Ahora la empresa vigila de cerca la situación cuando hay algunos países europeos que estarían afrontando un posible nuevo confinamiento. Esto podría volver a impulsar las ventas, tanto empresariales y profesionales como domésticas. Curiosamente a finales del pasado año fiscal las cifras fueron muy negativas para Lenovo debido al cierre de sus plantas en Wuhan debido precisamente a la pandemia.

Aun no se han detallado las cifras correspondientes al mercado español pero la evolución sería muy similar y, de hecho, la previsión sería la de alcanzar el liderazgo del mercado por cuota, con un 28 % en España. En Portugal, por ejemplo, podría alcanzarse un 30 % de cuota en un mercado en el que hace un lustro disponían de sólo un 7 %. Esto se explica, en comparación con otros mercados, por el diferencial de la presencia del teletrabajo en las economías, más elevada en países del centro y norte de Europa.

Lea también :