Los 5 escenarios de desarrollo para 2030 del libro blanco del mercado europeo de la Nube por OVHcloud y KPMG

CloudGestión Cloud

OVHcloud y KPMG muestran en su libro blanco sobre el mercado europeo de la Nube cinco posibles escenarios de desarrollo para 2030.

El proveedor mundial de servicios en la nube OVHcloud ha encargado a KPMG Francia un análisis Sobre los principales retos que afrontar el mercado europeo de la nube durante los próximos años. Las conclusiones han sido incorporadas al libro blanco sobre la nube en Europa que propone cinco posibles escenarios de impacto significativo para esta década que concluye en el año 2030.

La Nube en Europa

El mercado de la computación en la Nube en Europa creció anualmente un 27 % entre los años 2017 y 2019, llegando a un valor estimado de 53.000 millones de euros en el año 2020. Las estimaciones indican que aún le queda al menos una década de fuerte crecimiento, pudiendo alcanzar un valor de entre 300.000 y 500.000 millones de euros para el trienio 2027-2030. De las principales conclusiones de este libro blanco es la obligatoriedad de la migración a la Nube, en parte impulsada por la pandemia que ha propiciado la aceleración en el uso de servicios de este tipo por parte de las empresas.

Por otra parte el mercado de la Nube está dominado principalmente por tres grandes empresas estadounidenses mientras sus contrapartidas europeas van afianzándose y adquiriendo paulatinamente mayor importancia en sus mercados nacionales.

También ha supuesto un factor decisivo la incorporación del marco legal específico acerca de la protección de datos. La anulación del Privacy Shield (Escudo de Privacidad) y la preponderancia del RGPD (Reglamento General de Protección de Datos) Demostrado que no existe compatibilidad entre los principios legales en materia protección de datos de la Unión Europea y los de Estados Unidos.

Cinco escenarios

Los cinco escenarios potenciales que describe este libro blanco podrían conducir a un nuevo paradigma de la gestión en la Nube en la Unión Europea. Serían los siguientes:

  • La nube como bien común, impulsada principalmente por la interoperabilidad voluntaria de los servicios en la Nube, los ecosistemas comunes a nivel sectorial y el aumento del multicloud, lo que permitiría el crecimiento de un ecosistema europeo que aumentaría los beneficios para los consumidores de este tipo de tecnología e impulsaría el crecimiento de los actores cloud europeos. Este escenario podría materializarse a través de la iniciativa Gaia-X, cuyo objetivo es establecer un ecosistema en la Nube interoperable basado en principios y valores sólidos.
  • El auge de los proveedores europeos, impulsado principalmente por la aparición de nuevos segmentos de mercado (edge computing, IA para aplicaciones industriales y desarrollo de servicio de datos soberanos) y por el gasto público. Este escenario podría materializarse con el apoyo de las autoridades de la UE que están impulsando fuertemente la creación de un Mercado Único de Datos.
  • Una fuerte oleada regulatoria, con la aparición de una autoridad reguladora que limite a los proveedores de servicios en la Nube (especialmente a los hiperescalares), mediante criterios como una mayor transparencia de precios, la interoperabilidad forzada o el acceso abierto a la innovación. Este escenario podría ser similar al acontecido en el mercado de las telecomunicaciones hace unos años ,y está principalmente respaldado por los responsables de la toma de decisiones, que esperan una competencia más sana y el despegue de los proveedores cloud y del ecosistema europeo.
  • La “europeización” de los proveedores de servicios en la Nube, ya sea de sus operaciones (por ejemplo, gasto local en I+D, compras o creación de valor local) o mediante el control europeo efectivo de sus filiales locales (como ya ocurre en algunos países), con autoridades de la UE que garanticen la creación efectiva de valor a nivel local y la alineación estricta con la normativa europea.
  •  Una separación de las actividades en la Nube, bien a nivel funcional (separación entre las actividades en la Nube y otros negocios, con una clara división en términos de personal, oficinas, IP) o a nivel estructural, incluyendo la creación de entidades legales separadas.

Lea también :