Los clientes presionan a las empresas españolas para que mejoren su seguridad [Infografía]

Seguridad

Mientras, según una encuesta de Citrix, la mayoría de las organizaciones creen que su personal informático dispone de “todas las competencias necesarias” en la actualidad.

La seguridad es uno de los pilares que sostienen a las organizaciones y, por tanto, una de sus prioridades.

La situación de pandemia ha intensificado los riesgos de TI. El teletrabajo, el traslado de servicios a la nube, los descuidos personales, la actividad incansable de los ciberdelincuentes y la expansión de la superficie de ataque complican el panorama de seguridad.

Así lo atestiguan las propias empresas e instituciones. En España, un 78 % de las personas responsables de la toma de decisiones relacionadas con las TI dice que las amenazas a la seguridad han crecido desde el inicio de la crisis sanitaria.

Además, un 83 % recibe presiones para mejorar sus actuales protocolos de seguridad.

Estos datos proceden de un estudio de Citrix, que explica que los clientes son quienes mayor presión ejercen sobre las empresas a las que compran productos y servicios, seguidos de los accionistas y, en tercer lugar, los empleados.

“Los desafíos causados por la pandemia y las presiones que sufren las personas responsables de la toma de decisiones relacionadas con las TI por parte de los principales stakeholders, han hecho que la ciberseguridad se encuentre en un lugar destacado en la lista de prioridades de numerosas organizaciones en España”, comenta al respecto Mario Derba, vicepresidente de Citrix para el sur y el oeste de Europa.

Un 38 % de los encuestados señala que la ciberseguridad ha sido prioridad máxima durante los últimos dieciocho meses y un 53 % matiza que ha sido un asunto importante desde hace años.

De hecho, prácticamente 8 de cada 10 opinan que el personal encargado de la seguridad informática en sus organizaciones dispone de “todas las competencias necesarias” para hacer frente a los retos actuales.

Esto se complementa con el uso de tecnología. Un 40 % de los líderes sondeados ya ha implementado servicios Zero Trust basados en la nube, un 44 % tiene previsto hacerlo en el plazo de un año y un 9 % lo hará más adelante.

“Hemos tenido que hacer frente a grandes cambios en los últimos dieciocho meses con la implantación de nuevas tecnologías a una velocidad nunca antes vista”, señala Derba, “por lo que es positivo ver que la mayoría de los [tomadores de] decisiones de TI en España se están adaptando y aceleran sus planes para contar con un nivel de preparación adecuado en materia de ciberseguridad”.

Sin embargo, los datos recabados por Citrix detectan cierto déficit de competencias.

Parece que el 74 % de los encargados de TI tendrá que contratar a personal externo para reforzar a sus compañías con las habilidades adecuadas en el futuro.

Un 65 % concede que, en algún momento, su personal de seguridad informática “tendrá que volver a formarse por completo”. El 55 % explica que la formación en seguridad se imparte para todos los empleados de la empresa una vez al año y un 12 % eleva la cadencia a cada dos o tres años.

“No es el momento de dormirse en los laureles”, advierte Derba, “y es evidente que las empresas tienen la oportunidad de incrementar su seguridad con la mejora de la capacitación de su personal informático y con la formación periódica de todos los trabajadores en general”.

“Desde el inicio de la pandemia hemos observado un alarmante aumento de los ciberataques y muchos de ellos son consecuencia de errores humanos”, apunta el vicepresidente de Citrix. “Por lo tanto, no debemos infravalorar la importancia de una formación anual específica”.

Imagen: Citrix

Lea también :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor