Los fabricantes habrán reducido su personal in situ en un 30 % para 2023

Workspace

Las tecnologías de visión artificial y realidad aumentada y virtual ganarán peso para ofrecer soporte técnico y mantenimiento desde cualquier lugar.

La clave de la supervivencia para el sector de la fabricación pasa por poner al cliente en el centro de su negocio.

Así lo determina un informe conjunto de IDC y Liferay, que explican que una experiencia de cliente diferenciadora mejora la resiliencia empresarial. Esto significa que los fabricantes industriales deben buscar un valor diferencial sobre sus rivales a través de relaciones más cercanas con los clientes, pero también con sus socios y empleados.

“Los fabricantes del sector manufacturing necesitan construir ecosistemas conectados alrededor de las marcas para proporcionar a los clientes ‘customer journeys’ sin fricciones, dirigidos y personalizados, utilizando inteligencia artificial”, comenta Ignacio Cobisa, analista sénior de IDC Research España, “para mejorar la experiencia a lo largo de toda la interacción”.

La inteligencia artificial está llamada a jugar un papel fundamental en la comprensión profunda del cliente. Para 2023, los fabricantes de la industria manufacturera reducirán su personal in situ en un 30 %, apoyándose en tecnología de visión artificial y realidad aumentada o virtual para ofrecer soporte técnico y mantenimiento desde cualquier lugar.

Antes, en 2022, 7 de cada 10 fabricantes orientados al consumidor aprovecharán canales directos para interactuar con sus clientes. Será debido a la pandemia d coronavirus. Y, como consecuencia, se estima que mejorarán un 15 % los ingresos.

El estudio de IDC y Liferay también señala que las plataformas digitales serán una pieza central de la estrategia, al tiempo que se obtiene valor de los datos. El año que viene, tres cuartas partes de los fabricantes industriales del G2000 contarán con plataformas digitales para unificar procesos de datos.

Lea también :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor