Los ingresos de Intel cayeron un 4 % durante el tercer trimestre

EmpresasFacturaciónGestión EmpresarialMercados Financieros

Los de su negocio centrado en datos descendieron un 10 %. La alta demanda de portátiles ha permitido maquillar en parte el resultado final.

El tercer trimestre fiscal de Intel ha superado expectativas. Aunque sus ingresos cayeron un 4 % gasta los 18 300 millones de dólares respecto a los de hace año, esa caída no ha sido tan grande como se esperaba.

Los ingresos de su negocio centrado en datos cayeron un 10 %, especialmente los del negocio IOTG, que retrocedió un 33 %. Pero la facturación de la unidad vinculada al PC creció un 1 %, lo que ayudó a cambiarle algo la cara al trimestre. Las ventas de portátiles permitieron compensar en parte las dificultades de esta era del coronavirus, que sí afectó a “partes importantes” del negocio del gigante americano.

El cambio hacia un entorno de trabajo y educación en el hogar también incrementó los ingresos de la nube.

“Nuestros equipos obtuvieron resultados sólidos en el tercer trimestre que superaron nuestras expectativas a pesar de los impactos relacionados con la pandemia en partes importantes del negocio”, explica Bob Swan, CEO de la compañía.

Con nueve meses del año fiscal 2020 ya completados, “pronosticamos crecimiento y otro año récord”, añade Swan, “incluso mientras nos las arreglamos en medio de cambios masivos de demanda e incertidumbre económica”.

De hecho, Intel ha revisado al alza sus pronósticos para todo el año. Ahora espera un crecimiento interanual del 5 % en los ingresos para el ejercicio 2020, que deberían estar en los 75 300 millones de dólares.

“Seguimos confiando en nuestra estrategia y valor a largo plazo”, termina el CEO de Intel. “Nuestro objetivo es ganar participación en un mercado diversificado impulsado por los datos y el auge de la inteligencia artificial, las redes 5G y la informática en el edge“.

Lea también :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor