Los motivos por los que Twitter ha suspendido permanentemente la cuenta de Donald Trump

CiberpoderMarketingRegulaciónSocial Media

Un par de mensajes publicados por @realDonaldTrump han chocado contra la política relativa a la glorificación de la violencia.

Donald Trump ya no tiene cuenta de Twitter. La actitud negacionista que ha adoptado el todavía presidente tras las elecciones del 3 de noviembre, que terminaron con su derrota frente a Joe Biden, está agitando el ambiente en Estados Unidos.

Hace una semana, un grupo de partidarios de Trump, que mantienen que se ha producido un fraude electoral, asaltó el Capitolio. El ataque terminó con cinco fallecidos.

Las redes sociales se hicieron eco de inmediato de lo que estaba sucediendo. También se convirtieron en la plataforma a través de la cual Trump se dirigió a los ciudadanos norteamericanos. Su discurso, lejos de apaciguar los ánimos, tuvo que ser eliminado de canales como Facebook, Instagram o Twitter, que consideraron que no contribuía a frenar la violencia, sino todo lo contrario.

El fundador de Facebook, Mark Zuckerberg, anunció un bloqueo indefinido de las cuentas del político. El canal de Trump en Twitch ha sido desactivado. YouTube y TikTok han borrado contenido. Y Twitter, que comenzó con un bloqueo de 12 horas de la cuenta personal de Trump por una violación de sus reglas, y que ya había amenazado con tomar medidas más severas, ha decidido finalmente endurecer su posición.

Twitter dice basta

La gota que ha colmado el vaso de la paciencia de la red de microblogging tiene forma de dos mensajes publicados el 8 de agosto.

En ellos, Trump proclamaba que “los 75 millones de grandes patriotas americanos que votaron por mí” y los lemas “América Primero y Que América vuelva a ser grande, tendrán una voz gigante en el futuro”. Y apostillaba que “no se les faltará al respeto ni serán tratados injustamente de ninguna manera”. También confirmaba que no tiene intención de asistir a la investidura de Biden, programada para el próximo 20 de enero.

“Después de una revisión detallada de los tuits”, explican desde Twitter, “y el contexto que los rodea, específicamente cómo se reciben e interpretan dentro y fuera de Twitter, hemos suspendido permanentemente la cuenta debido al riesgo de una mayor incitación a la violencia”. Ese contexto no sería otro que “los horribles eventos” en torno al Capitolio, una posible réplica o el propio “patrón de comportamiento” de la cuenta @realDonaldTrump “en las últimas semanas”.

Twitter concluye que el lenguaje utilizado por el presidente saliente es contrario a su política relativa a la glorificación de la violencia, lo que ha derivado en una suspensión “inmediata y permanente” de la cuenta.

“Nuestro marco de interés público existe para permitir que el público escuche directamente a cargos electos y líderes mundiales”, explica. Sin embargo, este tipo de usuarios “no están completamente por encima de nuestras reglas y no pueden usar Twitter para incitar a la violencia, entre otras cosas”.

Para empezar, la compañía de Jack Dorsey cree que el rechazo a asistir a la toma de posesión supone “una confirmación más de que la elección no fue legítima” a ojos de sus seguidores y desautoriza lo que había dicho previamente, en favor de una “transición ordenada”.

Además, con Trump alejado del lugar de los hechos, alguien que estuviese pensando en actuar de manera violenta podría pensar que “es un objetivo ‘seguro'” sin él en escena.

El mensaje previo también habría quedado desautorizado al atribuirle a sus partidarios una “voz gigante” en el futuro, dando a entender que los resultados electorales no son válidos. Y términos como “patriotas estadounidenses” supondrían un apoyo a quienes entraron al Capitolio.

Desde Twitter advierten de que ya se están observando movimientos para planificar protestas armadas, lo que incluirá otro ataque al Capitolio, el día 17 de enero.

Lea también :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor