Las unidades Intel Optane dejarán de estar en ordenadores para centrarse en servidores

ComponentesPC

Al final parece que Intel tira la toalla en su propósito de contrarrestar las unidades SSD que en los últimos años se han abierto hueco en el interior de los ordenadores.

La retirada de las unidades de almacenamiento Intel Optane del mercado del PC les llevará a hacerse fuerte en el sector de los servidores, donde se aprecia la superior velocidad que con capaces de ofrecer pero donde su elevado precio, en comparación con las alternativas SSD, queda amortiguado en contextos empresariales que no son el mercado doméstico.

Tampoco es que las Octane de Intel tuviesen una elevada cuota de mercado, precisamente porque su precio suponía una barrera de acceso a los usuarios de PC, de manera que ahora quedarán disponibles únicamente en servidores y en determinados equipos portátiles de alta potencia. De nuevo, un producto para ámbito profesional y empresarial.

En equipos portátiles Intel ofrece los Optane Memory H20, una versión superior de los H10 previos. En algunos equipos se ha llegado a montar variantes que alcanzan los 6000 MBps en lectura, pero se trata de un procesador que no ha llegado a despertar suficiente interés en el mundo del PC de sobremesa.

Gama retirada

Las unidades Intel Optane que se retiran de fabricación son los siguientes: M10, 800P, 900 P y 905P. La comunicación de su retirada incluye como última fecha de envío de pedidos el día 26 de febrero, habiéndose dejado de anotar órdenes de compra entre los días 11 y 15 de febrero según modelos.

Estrategia conjunta

Según informa la web Tom´s Hardware, este movimiento guarda relación con la inminente venta por parte de Intel de la división de memorias NAND a SK Hynix, una operación que cuenta con un plazo de varios años para completarse, con lo que se completaría una estrategia de liberarse de unidades de negocio que no han alcanzado el éxito esperado.

Lea también :