Los terminales 5G aportarán la mitad de los ingresos por smartphones dentro de cuatro años

5GMovilidad

En 2025, si todo va según lo previsto por los analistas de mercado, las ventas de estos dispositivos alcanzarán los 337.000 millones de dólares.

Las esperanzas del mercado smartphone para los próximos años están puestas en la comercialización de terminales compatibles con la tecnología 5G.

Este tipo de terminales acabará aportando en 2025 más del 50 % de los ingresos por ventas de teléfonos inteligentes. Juniper Research calcula que se pasará de los 108 000 millones de dólares de 2021 a los 337 000 millones cuatro años después.

En ello tendrá que ver el interés de los usuarios por utilizar servicios de nube. También ayudará la variedad de modelos, incluso a precios asequibles. Según la consultora, en 2025 los precios de teléfonos Android serán un 65 % más bajos que los de iPhone, lo que justificará su popularidad en regiones emergentes como Latinoamérica.

Retos por delante

Una de las cuestiones que podría entorpecer la evolución de este mercado es la introducción del derecho a reparación en Norteamérica y países de Europa, porque supondrá que más usuarios opten por reparar sus móviles en vez de comprar otros de nueva generación.

“El efecto de estas leyes no se notará inicialmente, ya que los consumidores adoptan smartphones 5G para aprovechar las altas velocidades y la latencia reducida de las redes 5G”, opina el investigador Adam Wears.

Pero los proveedores de hardware deben ser conscientes de lo que se avecina y “aprovechar esta oportunidad para desarrollar nuevas capacidades en los dispositivos para incentivar a los consumidores a continuar actualizándose regularmente y evitar pérdidas frente a los competidores”, añade Wears.

Juniper Research cree que este año se alcanzarán los 310 millones de conexiones 5G en todo el mundo y que su presencia seguirá creciendo hasta alcanzar los 3200 millones de conexiones en 2026. Más de un 60 % de esas conexiones se ubicará en la región Asia-Pacífico.

Además, se espera que dentro de cinco años el ingreso medio por cada conexión de teléfono 5G caiga a los 17 dólares. En la actualidad está en 29 dólares.

Esto quiere decir que los operadores también deberán introducir cambios y buscar fórmulas para conservar sus ingresos, como invertir en herramientas de orquestación para impulsar el rendimiento de red.

Lea también :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor