Mark Gurman: “El Apple Car lo fabricarán Foxconn y Magna”

ConveniosGestión EmpresarialMovilidad

Dos contratistas con los que ya lleva años trabajando Apple serían los encargados de fabricar el Apple Car.

El hipotético Apple Car continúa dando que hablar, pero en esta ocasión los rumores proceden de Mark Gurman, uno de los insider mejor informados sobre las entraña de Apple y con mejor historial de éxito en sus predicciones acerca de productos y servicios de la empresa que dirige Tim Cook.

Esencialmente Gurman afirma que Apple ha descartado asociarse con grandes fabricantes de automoción para desarrollar su propio coche eléctrico y opta por grandes contratistas externos, una estrategia que hasta ahora le ha resultado exitosa en los dispositivos electrónicos que vende. Y los escogidos serían dos que ya trabajan conjuntamente y que además ostentan un largo historial de colaboración con Apple. Se trata de Foxconn y Magna.

Una de las razones para esta decisión la ha expresado un antiguo empleado de Apple que también trabajó para Tesla, al explicar en relación a la fallida negociación con Hyundai que en su momento contamos aquí en SILICON, “un Apple Car fabricado por Hyundai tiene tanto sentido como un iPhone fabricado por Samsung“.

Designed by Apple in California, assembled in China

La repetición del esquema que tanto éxito le ha proporcionado a Apple permitiría una filosofía (y, quizá, un éxito) parejo el de los iPhone, iPad y compañía y terminase existiendo un automóvil en el que pudiera leerse por algún lado el famoso lema ut supra, con un logotipo de una manzana mordida en el frontal y otro en la parte trasera.

Algo que además permitiría eludir las complicaciones de un negocio tan delicado como la fabricación y venta de automóviles por la misma marca, beneficiándose de los mayores márgenes de que sea un contratista externo el que se encargue de ello, como sucede hasta ahora con ordenadores, móviles, tablets, relojes, auriculares… de Apple.

Una gran ventaja de recurrir a contratistas externos es que permiten un mayor control sobre el proceso de producción, carecen de la reticencia que podría tener un fabricante de automóviles a fabricar un “encargo” de otra marca que podría ser competidora de sus propios modelos, además de que si se recurre a más de un competidor para los mismos productos puede obtenerse una ventaja adicional por la concurrencia entra ambos contratistas por ofrecer precios más atractivos.

Foxconn = iPhone / Magna = Fisker

Puede sonar más desde hace años el nombre de Foxconn en relación con Apple pues, junto con Pegatron, es uno de sus históricos grandes contratistas que se encargan de ensamblar los dispositivos de la marca. Esto otorga un plus de confianza a Apple al saber que puede confiar en el éxito de sus exigentes procesos y controles de fabricación.

Pero además Magna no sería la primera vez en que sacaría de sus cadenas de montaje un “encargo” automovilístico, puesto que es la responsable de fabricar unidades para la marca Fisker, específicamente su modelo de  lujo con configuración SUV, por lo que la combinación de ambos contratistas podría ser la que necesitan en Cupertino.

Lea también :