Mate X, el smartphone que también es tableta

5GMovilidadSmartphones

Huawei presenta su primer smartphone con pantalla plegable, confirmando de esta forma la llegada al mercado de una nueva categoría de producto. Y es espectacular.

Especial desde Barcelona

Ha llegado una nueva edición del Mobile World Congress en Barcelona y ya tenemos las primeras novedades anunciadas por los fabricantes. Huawei ha presentado su primer smartphone plegable para confirmar el comienzo de una dura batalla con sus principales competidores. Se trata de una nueva categoría de producto con un enorme potencial, pero como cualquier apuesta en un segmento tan dinámico y competitivo como es el de los teléfonos inteligentes, también muy arriesgada.

Mientras Samsung se adelantaba este año unos días para presentar su teléfono estrella, el Galaxy S10, así como el primero con pantalla plegable, el Galaxy Fold, Huawei no se ha quedado atrás y ha hecho lo propio con el modelo Mate X. Junto con otros fabricantes como Xiaomi, este segmento de smartphones con pantalla plegable podría convertirse en el siguiente gran avance del mercado de la movilidad.

En este caso, todo parece indicar que la competencia entre estas compañías será positiva para elevar dicha categoría. A partir de ahora habrá que prestar atención a la modalidad que triunfará en el mercado ya que los primeros modelos que verán la luz cuentan con importantes variaciones en materia de usabilidad y diseño.

Richard Yu, CEO de Huawei Mobile, en el momento de presentar el nuevo modelo Mate X

En el caso que nos ocupa, el Huawei Mate X llegará en junio de este año, siendo España uno de los primeros países en comercializarlo debido a la importancia que tiene nuestro mercado dentro de la estrategia global de la multinacional china.

Cuenta con una pantalla plegable hacia afuera y una bisagra extremadamente compleja para superar los límites físicos a la hora de doblar este componente. Según Richard Yu, CEO de Huawei Mobile, está diseñada con tecnología Falcon Wing Design y construida con decenas de piezas para que el dispositivo se pueda cerrar completamente sin que quede espacios ningún espacio entre los dos cuerpos, en clara referencia al dispositivo anunciado por Samsung, que sí tiene esa limitación. Una vez cerrado, el Huawei Mate X tiene un grosor de tan solo 11mm, “6 mm. más delgado que otros smartphones plegables”, incidía el directivo.

La resolución del panel flexible OLED es de 2480 x 2200 cuando el dispositivo está abierto. El tamaño de pantalla en este modo es de la nada despreciable cifra de 8 pulgadas, lo que sin duda permite ser utilizado como una pequeña tableta tanto para trabajar como para disfrutar de contenidos multimedia en los momentos lúdicos. Una vez plegada se convierte en un smartphone con dos pantallas de 6,6 pulgadas (frontal) y 6,38 pulgadas (trasera).

Además, cada uno de los dos cuerpos que componen este dispositivo tiene un grosor de 5,4 milímetros, todo un logro de ingeniería teniendo en cuenta los distintos componentes electrónicos que alberga en su interior, incluyendo dos baterías para conseguir una capacidad total de 4500 mAh.

Las especificaciones de hardware eran más o menos las esperadas: SoC Kirin 980 + Balong 5000, el primero del Huawei capaz de proporcionar conectividad 5G. Mientras tanto, el área de memoria y almacenamiento está bien cubierta con la combinación 8GB + 512 GB.

En el apartado fotográfico, se mantiene el sistema de triple lente Leica que tan buenos resultados le ha dado a Huawei en modelos como Mate 20 y P20 Pro, en esta ocasión con sensores de 40MP + 16MP y 8MP. Eso sí, el Mate X no cuenta con cámara frontal ya que el particular diseño de la pantalla plegable hacia afuera permite que estas cámaras se puedan usar también en modo ‘selfie’.

Desde su presentación el domingo a las 14:00h. su precio ha causado bastante revuelo. Yu anunciaba que costaría 2.299€. A simple vista puede parecer bastante caro, pero analizando tanto sus capacidades como su diseño vanguardista, el que escribe lo considera muy razonable: Nos encontramos ante lo último en tecnología con unos niveles de miniaturización nunca vistos en la industria. Pero además, promete grandes dosis de usabilidad en los dos modos (smartphone y tableta) en los que se puede trabajar.

Por otra parte, es cuestión de tiempo que, en caso de que esta categoría triunfe, comience la producción en volumen del Mate X (y posteriores versiones) para que su precio vaya bajando paulatinamente. Hay que tener en cuenta que Huawei nunca se ha caracterizado por asociar precios elevados a sus productos: esa relación calidad/precio ha sido determinante para luchar contra fabricantes más asentados en el mercado como Samsung o Apple.

 

 

Lea también :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor