McAfee calcula pérdidas del 1 % del PIB mundial por los ciberdelitos en 2019

Gestión de la seguridadSeguridad

Más de 800.000 millones de euros en pérdidas supuso en 2019 para las empresas el ciberdelito.

Los delitos cibernéticos continúan siendo un gran problema para la mayoría de las empresas. Así lo testimonia un informe de McAfee recientemente pubicado que eleva a más de 800.000 millones de euros las pérdidas, lo que representa algo más del 1 % del PIB mundial, un duro golpe al comercio y la marcha de la economía durante 2019. Y las persepectivas no son precisamente halagüeñas para el futuro.

Y es que esos 800.000 millones de euros en pérdidas constituyen un aumento del 50 % con respecto a las cifras de 2018 según un informe elaborado entonces también por McAfee. De hecho sus previsiones de entonces para 2019 se han visto ampliamente superadas, dado que avanzaron que 2019 se saldaría con pérdidas de 600.000 millones de €.

Pérdidas más allá del dinero

Y si bien estas pérdidas son cuantificables en euros, no todas las pérdidas son contantes y sonantes. De hecho hasta un 92 % de las empresas que han participado en la realización de este informe reconocen que los ciberataques también afectan gravemente a rendimiento del negocio. Desde el tiempo y los recursos que se dejan de emplear por la interrupción del funcionamiento a los recursos y el tiempo necesarios para contrarrestar la amenaza y/o el ataque.

Otro daño en los ciberataques es el ransomware, el secuestro virtual de servidores o almacenamiento de datos en la Nube que sólo se solventa entregando a los ciberdelincuentes una cantidad de dinero. La empresa no puede regresar a su operativa habitual por quedar encriptados sus datos y sólo con el pago del rescate se solventa la situación.

En este caso durante 2019 el coste de la inactividad por ransomware superó los $700.000 por caso, llegando a suponer pérdidas de entre $100.000 y $500.000. En cuanto al tiempo necesario para recuperarse de estos ataques, la media fue de 18 horas. Y otra partida supondría la inversión adicional en ciberseguridad una vez producido un ataque.

No escarmentamos ni en cabeza propia

Incluso con estas cifras, un 56 % de las empresas (1.500 empresas con más de 1.000 empleados cada una de Alemania, Australia, Canadá, Estados Unidos de América, Francia, Japón y Reino Unido) incluidas en el informe dado a conocer por McAfee reconocen no contar aún con un plan de prevención de ciberataques y sólo un 32 % de las que cuentan con uno confiesan estar seguras de la efectividad del mismo.

Lea también :