Mercadona pagará 2,5 millones de euros por la sanción impuesta por la AEPD sobre sus sistema de identificación de clientes

Big DataDatos y Almacenamiento

Mercadona abonará los 2,5 millones de euros de la sanción impuesta por la AEPD a causa de sus sistema de identificación facial de clientes.

Mercadona ha confirmado que abonará la sanción de 2,5 millones de euros impuesta por la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD). El motivo de dicha sanción es el proyecto piloto de la cadena de supermercados que comenzó a probar en alguno de sus establecimientos y que, mediante reconocimiento facial, era capaz de detectar a personas contra las que existía una orden de alejamiento de sus supermercados.

El sistema fue instalado en casi medio centenar de supermercados de Mercadona (desinstalandose el pasado mes de mayo) y permitía identificar aquellos individuos que tuvieran una orden de alejamiento dictada por un juzgado a través de sentencia firme. Mercadona indica que además de contar con las pertinentes órdenes judiciales informó del sistema de identificación a la AEPD y lo dio a conocer a través de medios de comunicación, además de incluir en los 48 supermercados donde se puso en marcha cartelería anunciando la existencia del dispositivo en fase de pruebas.

Zona de Detección Anticipada

Denominado por Mercadona como “Zona de Detección Anticipada”, se avisaba a los clientes que las cámaras efectuaban un reconocimiento facial con el objetivo de detectar “únicamente a aquellas personas con una orden de alejamiento o medida judicial análoga en vigor que puedan suponer un riesgo para su seguridad”.

La medida, además de haber merecido la sanción por parte de la AEPD ha sido llevada a los tribunales en alguna de las localidades cuyos supermercados de Mercadona han instalado este sistema, decretándose por ejemplo en un caso que llegó a la Audiencia Provincial de Barcelona que dicho sistema constituía una violación de la privacidad y que con el mismo Mercadona no estaba protegiendo el interés público sino el interés particular de la propia empresa.

También se alude desde la empresa presidida por Juan Roig que dicho sistema de detección facial no almacenaba información del resto de clientes que no contasen con una orden de alejamiento, aunque a pesar de ello desde la AEPD se consideró que dicho sistema infringía la normativa de protección de datos.

Ahora Mercadona ha anunciado que tras desmantelar su Zona de Detección Anticipada pone fin al expediente abierto por la AEPD abonando la sanción impuesta de 2,5 millones de euros.

Lea también :