La importancia de integrar los métodos de pago en un mundo donde ya existen más de 250 canales

Lejos están los tiempos en los que los métodos de pago pasaban por el dinero en metálico. Incluso las tarjetas de crédito están empezando diluirse entre otras formas de mover el dinero mediante transacciones financieras B2B, B2C o C2C. Así lo muestra el Informe Adyen sobre Métodos de Pago 2022 (bajo registro), que ha sido presentado a la prensa en las oficinas de Adyen en Madrid. Se trata de una radiografía de gran valor del mercado para identificar las tendencias en este campo, vital para el desarrollo y creación de negocios. Al fin y al cabo, la conversión última pasa por el movimiento de dinero como resultado de una venta, una compra o una prestación de servicios entre otras modalidades de operaciones financieras. Te mostramos los principales datos expuestos en dicho informe:

Informe sobre Método de Pago 2022

Como parte de su propuesta de valor, Adyen ha elaborado un informe sobre Métodos de Pago en base a las respuestas obtenidas de sendas encuestas realizadas online a 408 empresas de más de 50 empleados y 1.017 consumidores de entre 18 y 65 años residentes en territorio español durante un período de una semana en el mes de febrero de 2022 que permite ver la evolución de los hábitos de pago en nuestro mercado como consecuencia directa de los cambios experimentados durante los dos últimos años.

En este gráfico se ve la distribución por áreas de actividad de los retailers encuestados:

El Informe es una buena “foto” del tiempo en el que estamos, en plena transición desde los métodos tradicionales hacia otros en los que intervienen plataformas que van más allá de las

fórmulas basadas en tarjetas de crédito como pueden ser PayPal o las plataformas de Apple, Google o Samsung.

La percepción de la seguridad o la adopción de los pagos aplazados son otros de los puntos interesantes del Informe, que sirve como referencia de cara a que las empresas adopten o no métodos de pago alineados con esas preferencias. No se trata tanto de cambiar unos métodos por otros como extender el repertorio de propuestas de pago.

Juan José Llorente, Country Manager de Adyen en España y Portugal fue el encargado de ir desgranando los detalles de este informe repleto de datos e información muy relevante y didáctica sobre este tema.

Juan José Llorente, Country Manager de Adyen en España y Portugal

Algunos datos sobre pagos

Existen más de 250 métodos de pagos locales en el mundo, nada más y nada menos. Integrar el mayor número de canales de pago es clave para que una empresa pueda interactuar con los consumidores y clientes. Aquí empezamos a ver algunas estadísticas interesantes: un 63% de los consumidores compran en tiendas online y un 68% en marketplaces. Pero, solo un 5% lo hacen en redes sociales.

Los métodos de pago que encontramos hoy en día pasan por las tarjetas de crédito o débito, e-wallets, pago a plazos, PayPal, Alipay, plataformas de pago como Google Pay, Apple Pay o Samsung Pay, así como otras como Bizum, sin olvidar el efectivo. Cada tipo de pago responde a unas necesidades concretas y es importante adecuar el tipo de pago a la transacción que se va a realizar. Durante la presentación, de hecho, se abordó el tema de Bizum y su creciente aceptación como método de pago, aunque su idoneidad se limita a pequeñas transacciones y entre particulares preferiblemente.

Aspectos como el fraude y la seguridad son temas que preocupan mucho en este contexto de transformación digital: un 43% de los encuestados entre empresas muestra ese apartado como uno de los retos que hay que superar.

Consumidores y retailers: quién es quién

El consumidor medio español es bastante conservador dentro de lo que cabe, aunque no deja de adoptar métodos de pago “digitales”. El pago a plazos no es precisamente el que más se usa (23%) y se valora la seguridad a la hora de elegir un medio de pago. De hecho, un 72% nunca ha sufrido un ataque en sus métodos de pago. Visto al revés, sin embargo, sí genera inquietud que más de un 25% de los usuarios sí hayan sufrido un ataque.

Los retailers tienen otra “foto” estadística, con un 78% que ofrecen la tarjeta de crédito como medio de pago. Un 48% ofrecen la posibilidad de pagar a través de wallets digitales como los de Apple, Google o Samsung. Un 35% cree que es importante ofrecer todas las opciones de pago. En la experiencia de compra omnicanal, hay aspectos que es importante evitar o minimizar, como el abandono de los carritos de la compra, que suelen ocurrir si el usuario, a la hora de pagar, no encuentra alguna opción de pago conocida, o si se tropieza con procesos engorrosos.

Métodos de pago: más allá de las tarjetas

A la hora de perfilar los métodos de pago que más se usan, el Informe de Adyen sobre Métodos de Pago 2022 muestra que hay vida más allá de las tarjetas de crédito. Siguen siendo la opción mayoritaria con un 84,03%, pero conviven con otras como PayPal que alcanza un 61,31%. El efectivo sigue vigente con un 64,98%, lo cual no deja de ser un poco sorprendente tras los tiempos de la pandemia.

Bizum entra con fuerza con un 20,54% de aceptación, aunque solo se usa para comprar en 2 de cada 10 encuestados y los wallets como los de Apple, Samsung o Google se quedan en un escaso 16,37%.

El tema de PayPal tiene su “miga”. Detrás tiene métodos tradicionales como la cuenta bancaria o tarjetas, pero ofrece más posibilidades de uso para los usuarios y tiene alcance internacional. Hay modalidades de pago aplazado y cuenta con sistemas de protección de las transacciones frente a fraudes además de gestionar anulaciones, reclamaciones y devoluciones.

Es una forma de “ocultar” nuestras finanzas en las pasarelas de pago online, lo cual refuerza la seguridad que, como veíamos, era un requisito fuerte por parte de los compradores y consumidores para elegir un método de pago.

El pago a plazos: sigue sin despegar

El pago aplazado o BNPL (Buy Now Pay Later) no despega en España. Un 47,42% de las transacciones no lo usa, aunque hay sectores donde sí se ve más adopción como el de los electrodomésticos, la electrónica o los viajes.

La incertidumbre económica es una de las razones para no pagar a plazos. Un 47% de los encuestados millennials no compran productos que precisen de financiación, mostrando la realidad de un mercado laboral que no favorece la estabilidad entre los más jóvenes.

Tokenización y Pay by link: seguridad como prioridad

Para minimizar las reticencias que causa compartir datos de nuestras tarjetas en, por ejemplo, hoteles, se están empezando a implementar tecnologías que aíslan los datos de uso de la tarjeta de las operaciones financieras que se necesitan realizar para pagar los servicios prestados.

La tokenización de la tarjeta encripta los datos de la tarjeta evitando que puedan ser usados fraudulentamente. Adyen ofrece este tipo de herramientas, de modo que no hay que preocuparse porque se usen nuestras tarjetas más allá del ámbito del uso para el que las hemos autorizado.

Pay by Link es otra forma de limitar el uso de nuestros datos financieros al ámbito de la compra que estemos realizado. Con este método, el pago se realiza fuera de la plataforma del eCommerce, en un entorno seguro ofrecido por nuestro banco o entidad financiera.

Seguridad: una prioridad

La seguridad es una prioridad para los usuarios a la hora de pagar. En este sentido, las pasarelas de pago tienen que integrar medidas que impidan el fraude, como la autenticación de doble factor. El problema es que en España, 4 de cada 10 personas han tenido problemas con la doble autenticación y han abandonado la compra por ese motivo.

En cualquier caso, desde el 1 de enero de 2021 los bancos tienen que comprobar la identidad del cliente con al menos dos de tres factores: Una contraseña personal e intransferible o un pin (algo que sabes), un teléfono móvil al cual enviar una notificación (algo que tienes) o algo inherente a la persona, como su huella dactilar o su rostro (algo que eres.

La percepción de la seguridad se ve reflejada en el Informe de Adyen, siendo PayPal quien se lleva la palma con un 63,67% seguida de las tarjetas de crédito con un 61,68%. El efectivo queda en tercer puesto con un 52,20%.

El fraude es uno de los retos que hay que superar en los pagos. Un 46% de las empresas consideran que combatir el fraude es una prioridad de cara a mejorar los métodos de pago en este año 2022. 9 de cada 10 consumidores valoran que las transacciones sean seguras y sin riesgos usando validación mediante SMS o biometría. El pago sin comisiones es otro punto lógicamente valorado, así como el pago con un solo clic.

Los resultados clave los puedes ver aquí:

Adyen, una plataforma de pagos global

Las plataformas de pagos se están erigiendo como catalizadores de gran valor para facilitar el acceso a plataformas y pasarelas especializadas en el movimiento de dinero. Adyen es una plataforma de pagos global que actúa sobre tres áreas: pagos, datos y finanzas y operaciones.

Adyen, sobre estos tres pilares, ofrece a las empresas herramientas y servicios para automatizar tareas, unificar las experiencias de pago online y en tienda, optimizar la experiencia de pagos presenciales, proveerlas de un repertorio extenso de métodos de pago electrónico y analizar y estructurar datos para extraer insights de cara a revelar oportunidades de negocio o identificar posibles brechas de seguridad en las transacciones financiera.

Adyen conecta con Visa, Mastercard y los métodos de pago más utilizados por los consumidores a nivel mundial. Adyen ofrece pagos online, vía móvil y en tiendas físicas, ayudando a vendedores como Mango, O’Neil, L’Oréal, Uber, Spotify o Camper a optimizar sus pagos y prepararse para el futuro. Es una pasarela única de pagos que está enfocada a ayudar a las empresas y comercios en su crecimiento.

Esta ayuda es especialmente relevante en un tiempo en el que se ha pasado casi de cero a cien del comercio local y tradicional, al eCommerce. Muchas empresas han tenido que pasar de la noche a la mañana de un modelo de negocio presencial a otro online y en algunos casos hasta internacional, con todo lo que ello conlleva de cara a que el dinero del comprador o el cliente llegue al vendedor o al proveedor de servicios.

Las pasarelas de pago como la de Adyen suponen un catalizador de cara a adoptar el mayor número de métodos de pago de un modo fluido e integrado en la experiencia de usuario, facilitando toda la operativa relacionada con el fraude, las devoluciones, la integración de los pagos electrónicos y en las tiendas, etcétera.

Pablo Fernández

Informático reconvertido a periodista, Pablo Fernández Torres comenzó su andadura profesional como redactor técnico y coordinador web en la revista PC Actual. Tras 7 años en esta publicación decidió dar el salto al segmento IT profesional para liderar el lanzamiento a finales de 2008 de la cabecera Silicon en España y posteriormente en la región LATAM. En la actualidad ejerce como director editorial Internacional de NetMedia Group, que edita otras publicaciones online como ITespresso, Channelbiz, SiliconWeek, B!T y ZDnet Germany.

Recent Posts

Alianza de Inetum y Neosight para simplificar y optimizar el flujo de datos en equipos de control de SAP

La solución conjunta de Inetum y Neosight permite estandarizar, simplificar y automatizar actividades durante el…

4 horas ago

Claves de los ciberataques en España

El 60 % de las pymes que sufre un ciberataque se ve obligado a cerrar…

4 horas ago

Durante el último año los equipos de desarrolladores solamente crecieron un 1 % en España

Sus componentes se enfrentan a problemas como la falta de recursos y la imposibilidad de…

7 horas ago

OpenText CE 22.4 avanza en la gestión integrada de la información en la nube

OpenText permitirá trabajar con documentos en OpenText Core Content desde las aplicaciones de escritorio de…

7 horas ago

El mercado de nube pública rebasará los 5.000 millones de euros en España en 2025

Para el 2022, IDC pronostica una facturación de 2.875 millones de euros.

7 horas ago

Las tiendas ubicadas en el extranjero mueven el comercio electrónico español

Un 57,8 % de la facturación registrada por operaciones online en nuestro país corresponde a…

8 horas ago