Mitek Systems analiza los próximos retos de la construcción de la identidad digital

Seguridad

Según Mitek Systems la preocupación de los usuarios por la seguridad de sus datos personales depende en gran medida del tipo de datos. Por ejemplo, el nivel de preocupación es del 75% para datos financieros e información médica, y del 25% para redes sociales.

La identidad digital sigue siendo un tema recurrente en sectores como el financiero, fintech, lending y cualquier otro relacionado con pagos online en canales digitales. Para estos y muchos otros sectores, verificar y autenticar la identidad de sus clientes sigue siendo un reto. Pero, ¿por qué se sigue hablando del tema?

Esta es la pregunta a la que la compañía Mitek Systems ha tratado de responder en el panel de expertos que ha organizado y en el que, tal vez, la principal conclusión es que aún es necesario hablar de identidad digital porque el camino que queda por delante, para definirla, verificarla y protegerla aún no ha hecho sino empezar a andarse.

Así, en el evento, Santiago Caballero, Business Unit Director 3x4x en Oney, James Brodhurst, Head of Identity Fraud Practice en Experian, Manuel Paredes, CEO en Startplus y Mariona Campmany, Digital Identity and Innovation Lead en Mitek Systems analizaban las próximas estrategias en relación a la verificación de la identidad digital. 

En este sentido, Mariona Campmany, de Mitek Systems, señalaba que “es precisamente la tecnología la herramienta con la que lograr el equilibrio necesario entre seguridad y experiencia de usuario, algo esencial para el desarrollo de la identidad digital“.

Un desarrollo en el que, además, la lucha contra la ciberdelincuencia es una de las prioridades especialmente tras ver cómo, durante los últimos meses, desde el estallido de la pandemia, el fraude online ha experimentado un peligroso crecimiento, “como sucede siempre en épocas de crisis”, apuntaba James Brodhurst.

Además, los expertos analizaron cómo la preocupación de los usuarios por la seguridad de sus datos personales depende en gran medida del tipo de datos.  Por ejemplo, según revela Mitek Systems el nivel de preocupación es del 75% para datos financieros e información médica, y del 25% para redes sociales.

También se evidenció que aunque la epidemia de COVID-19 ha acelerado la adopción de nuevas tecnologías, muchos consumidores todavía se aferran a viejos hábitos que consideran más fiables, como passwords o documentos físicos, en vez de tecnologías más seguras como la biometría.

De ahí la importancia, para Manuel Paredes, CEO en Startplus, de hacer ese paso al mundo online de forma estructurada, pensando siempre en el negocio y, sobre todo, en quién es tu cliente. “No es lo mismo digitalizar un proceso, por ejemplo, de onboarding si tus clientes son adolescentes que hacerlo si son personas de avanzada edad”.

La importancia de los sandbox fue otro de los temas tratados y en este sentido todos coincidieron en la importancia de estas herramientas para avanzar en la identidad digital. Así Santiago Caballero, de Oney, señalaba que son imprescindibles y, tras el recientemente creado en España para el sector financiero, esperaba que fuera el primero de muchos y que se extienda esta práctica a más sectores. 

 

 

Lea también :