Categories: ProyectosSoftware

MuleSoft: “Hemos generado un espíritu colaborativo que antes no existía en el sector”

La integración de servicios en la nube y el uso de APIs son temas muy actuales y prácticamente adoptados por toda la industria tecnológica, pero MuleSoft lleva muchos años desarrollando una plataforma especializada en estos componentes tan valiosos para las organizaciones.

Tras la adquisición de esta compañía por parte de Salesforce en una operación valorada en 6.500 millones de dólares, MuleSoft ha encontrado una espectacular tracción en su negocio debido a las sinergias entre ambas organizaciones y la popularidad de la que goza Salesforce.

Entre otras cosas, ha impulsado herramientas relacionadas con la hiperautomatización como las relacionadas con RPA o el desarrollo de aplicaciones sin necesidad de escribir código fuente, lo que se denomina Low-code / No-code.

De todo esto y más nos habla en la siguiente entrevista Ricardo Usaola, Area Vice President de MuleSoft para España y Portugal, que cuenta con una amplia visión del mercado tras su paso por compañías tecnológicas de la talla de Sun Microsystems, Hoffmann-La Roche y más recientemente CA Technologies, en la que llegó a ejercer como vicepresidente y country manager.

—Para los que aún no conocen a MuleSoft. ¿Cómo definirías lo que hacéis en pocas palabras?

Mulesoft lleva desde 2006, el año de su fundación, trabajando en el mundo de la integración y de las APIs y fue adquirida por Salesforce hace unos 4 años, Trabajamos perfectamente alineados con ellos y, en pocas palabras, podría decir que somos el pegamento de las nubes. Proporcionamos la tecnología que facilita el denominado Customer 360.

Es así porque las aplicaciones en la nube relacionadas con ventas, servicios, etc, tienen que interactuar con otras nubes y aplicaciones tradicionales ‘legacy’; y Mulesoft permite hacerlo de una forma mucho más eficiente.

Así es como hemos definido a Mulesoft, una plataforma de integración y de APIs, pero con las últimas adquisiciones y tecnología incorporada nos estamos moviendo al concepto de la hiperautomatización.

En España también empezamos hace casi cuatro años, con una cartera de clientes que no ha dejado de crecer.

—Los clientes de Salesforce ejecutan casi 5.000 millones de transacciones diarias a través de MuleSoft. ¿Cómo ha impactado vuestra tecnología en los servicios que ofrece la propia Salesforce a través de Customer 360?

Hay una palabra que define perfectamente lo que ofrece Mulesoft: eficiencia. Las empresas tienen que seguir creciendo, es un imperativo, pero también tienen que ser más eficientes. Y esa es la filosofía de Mulesoft: ayudar a las empresas a hacer más con menos.

Lo hacemos a través de los ‘building blocks’, una serie de APIs, activos, conexiones, plantillas… que puedan ser reutilizables.

Desde el punto de vista de Salesforce, cualquier cliente que quiera utilizar su plataforma podrá hacer uso de estos elementos ya predefinidos. Y lo podrá hacer no desde el punto de vista técnico, sino desde el punto de vista de negocio. Es decir, hay conectores, también llamados aceleradores, para cada sector vertical que están prediseñados para que el propio cliente o un partner integrador reutilice esas piezas para conectar rápidamente los procesos de negocio y acelerar la llegada al mercado.

Además, hay una gran diferencia entre hacer las integraciones punto a punto [de forma tradicional] y hacerlas con MuleSoft:  de media, las grandes empresas gestionan unas 900 conexiones entre diferentes sistemas. Cada vez que se añade una nueva funcionalidad o aplicación significa que hay que añadir también más integraciones, más complejidad. Con la tecnología de MuleSoft es justo al contrario: cada vez que se añade un nuevo proyecto, se implementan esos ‘building blocks’ que van a ser reutilizables, pero también quedarán disponibles en el Marketplace de MuleSoft para futuras integraciones y con la documentación necesaria.

Así es como se genera eficiencia mientras se reducen los costes y el tiempo de puesta en producción.

—¿Nos podrías poner algún ejemplo de lo que ha podido hacer algún partner o cliente de MuleSoft a través de estas tecnologías de integración?

Te pondré un ejemplo que no está relacionado directamente con Salesforce: hay partners que están especializados en la migración de SAP a SAP S/4HANA y han preparado una serie de módulos reutilizables a través de tecnología MuleSoft para este cometido. Las ofrecen a las empresas con esas necesidades de migración. La propiedad intelectual es del partner, por lo que pueden realizar las integraciones que quieran en base a un único desarrollo. Esto proporciona muchas ventajas como la seguridad, la escalabilidad, la eficiencia o, de nuevo, el ‘time to market’. Este ejemplo se puede extender a todo tipo de industrias o casos de uso.

—Es una cuestión de tiempo y de dinero para las empresas…

MuleSoft tiene un coste de integración que se recupera rápidamente porque los proyectos se realizan en mucho menos tiempo por lo que he comentado anteriormente.

—¿Cómo se encuentra vuestro ecosistema de partners actualmente?

Actualmente tenemos más de 30 partners. Prácticamente todas las grandes consultoras tienen personas formadas y certificadas en MuleSoft, en total unos 600 profesionales con estas capacidades.

Es cierto que hay una falta de talento y especialidades en estas tecnologías, pero gracias a que MuleSoft se ha convertido en un estándar de la industria, el número de certificaciones seguirá creciendo con el tiempo porque hay una gran demanda de este tipo de integraciones.

—¿Hasta qué punto la tecnología de MuleSoft se ha convertido en una nueva forma de hacer las cosas, de conectar aplicaciones y servicios?

Ricardo Usaola, Area Vice President de MuleSoft para España y Portugal

MuleSoft ha cambiado el sector en el sentido de generar un espíritu colaborativo que antes no existía. Cuando una empresa desarrolla un proyecto basado en APIs, estos componentes no sirven solamente para ese proyecto en concreto sino que podrán ser utilizados para otros desarrollos e incluso por terceras empresas.

Es cierto que aún existe un componente cultural que en ocasiones pone freno a la creación de estos componentes para que después estén disponibles para otros departamentos o empresas. ¿Por qué voy a desarrollar y poner recursos en un módulo que después va a ser utilizado “gratis” por otras áreas de negocio? Es una pregunta que determinados responsables se hacen. Por eso a nosotros nos gusta cada vez más dirigirnos a los CEOs o a los directivos que realmente tienen interés en el negocio o en cambiar la forma de trabajar.

Las empresas tienen que colaborar y hacer las cosas sin pensar en un proyecto puntual sino ampliando la visión a otros. Así es como se consigue realmente ser eficientes.

Si una empresa utiliza MuleSoft en proyectos ‘punto a punto’, estará perdiendo tiempo y dinero.

—Ese espíritu colaborativo toca de lleno en las nuevas capacidades anunciadas por MuleSoft relacionadas con RPA, ¿es así?

Efectivamente, una de las cosas que buscamos con estas nuevas herramientas es que esa forma de trabajar de forma colaborativa se expanda a las áreas de negocio, de tal forma que dichas áreas, más allá de los departamentos de TI, sean capaces de desarrollar funcionalidades que después se compartan con otros.

La automatización de procesos tiene el riesgo de generar deuda técnica, es decir, que se desarrollen procesos automatizados que nadie más reutilice en la empresa sino solamente en temas concretos. Para evitar este problema, es fundamental tener un gobierno o un control de todo lo que se automatiza.

Y eso es lo que pretende aportar MuleSoft con estas nuevas capacidades dirigidas hacia la hiperautomatización, que no es otra cosa que la integración de diversas tecnologías como iPaaS, APIs, RPA, Low-code y no No-code, orquestación de procesos, etc.

—Háblanos de MuleSoft Composer y las nuevas capacidades Low-code/No-code.

Esta herramienta está dirigida a la construcción de aplicaciones y servicios para las áreas de negocio, aquellas que no tienen por qué contar con conocimientos técnicos. De esta forma, el personal de Recursos Humanos, por ejemplo, podrá integrar Salesforce con Workday sin necesidad de escribir una sola línea de código y tampoco de pedir ayuda al área de TI.

El acercamiento de MuleSoft Composer es que el área de TI sí pueda gobernar o controlar estos desarrollos para que se habiliten al resto de departamentos y hagan uso de ellos. Dicho de otra forma, Composer no facilita el ‘Shadow IT’, aquellos recursos que suelen estar ocultos en las áreas de negocio.

Con respecto al No-code, ciertamente es válido solamente para determinados escenarios a la hora de conectar servicios como los comentados, pero no siempre se puede aplicar. En esos casos, las empresas se pueden apoyar en herramientas como RPA para completar integraciones más personalizadas donde hay que extraer datos de una hoja de excel, de un documento en PDF, etc.

Por otra parte, es interesante recalcar nuestra metodología de trabajo evangelizadora a la hora de llevar nuestras tecnologías a cualquier departamento.

Otras metodologías se basan en la creación de centros de excelencia (center of excellence), mientras que nosotros apostamos por los centros de habilitación (center of enablement) que es justo lo contrario. Me explico: los centros de excelencia están compuestos por un grupo de expertos a los que hay que involucrar y pedir ayuda en cada desarrollo. Mientras tanto, el centro de habilitación está compuesto por un grupo de personas que educa y evangeliza a todos los usuarios de la organización que van a trabajar con la plataforma, de tal forma que lleguen a ser autosuficientes. Es una metodología que facilita enormemente la democratización de este tipo de recursos.

—MuleSoft mantiene cierta independencia de la matriz Salesforce pero también existen muchas sinergias a la hora de afrontar el mercado y encontrar oportunidades  de negocio. ¿Qué nos puedes contar al respecto?

Efectivamente, operamos de forma independiente, pero siempre ha tenido sentido llegar a clientes de forma conjunta. En cualquier caso, hay un potencial enorme para MuleSoft ya que actualmente nuestra tecnología está presente en un 9% de los clientes de Salesforce. Informes externos señalan que podríamos estar presentes en el 60% de sus clientes, por lo que hay muchísimo recorrido para crecer.

—También se produce el caso contrario, clientes de Salesforce que utilizan herramientas de integración y automatización de otros fabricantes que son competencia de MuleSoft…

Siempre es respetable, aunque también les solemos explicar que es más conveniente tratar todos los recursos desde una única consola que hacerlo en varias plataformas. Tiene todo el sentido del mundo. Es precisamente la visión 360 que proporcionamos de forma conjunta.

En cualquier caso, nuestra estrategia con los clientes siempre es complementar, no reemplazar lo que ya tienen.

—Con las recientes capacidades de hiperautomatización que habéis incorporado, ¿a qué perfil de clientes queréis llegar actualmente? Entiendo que las administraciones públicas están en vuestros objetivos…

La hiperautomatización no tiene un sesgo vertical sino que puede estar presente en todos los sectores, incluyendo el público. Evidentemente, la Administración Pública es un área muy importante para nosotros y desde hace un año tenemos a personas dedicadas a ello. Es un enfoque distinto porque los ciclos de adopción son más largos al tener que participar en concursos públicos, pero la demanda de información que encontramos está siendo muy importante. En el caso de MuleSoft se produce una ventaja y es que nuestra plataforma puede correr tanto en la nube como en ‘on-premise’, por lo que los responsables que piden mantener sus datos controlados en sus instalaciones lo pueden tener.

Otra ventaja de adoptar MuleSoft es que, dependiendo del contrato que tengan, les aseguramos que todo lo que tienen en un entorno tradicional se pueda mover a la nube (la de MuleSoft o la de cualquier otro superescalar) en menos de 24 horas y viceversa.

Pablo Fernández

Informático reconvertido a periodista, Pablo Fernández Torres comenzó su andadura profesional como redactor técnico y coordinador web en la revista PC Actual. Tras 7 años en esta publicación decidió dar el salto al segmento IT profesional para liderar el lanzamiento a finales de 2008 de la cabecera Silicon en España y posteriormente en la región LATAM. En la actualidad ejerce como director editorial Internacional de NetMedia Group, que edita otras publicaciones online como ITespresso, Channelbiz, SiliconWeek, B!T y ZDnet Germany.

Recent Posts

Minsait impulsa la optimización de procesos con ayuda de Soroco

Aprovechará la plataforma Scout para mejorar la visibilidad en las organizaciones, detectando ineficiencias y posibilidades…

28 mins ago

Inetum, CLOUD Formación y el COIT llevan a los ingenieros de telecomunicaciones hacia la consultoría SAP

Las tres entidades colaborarán para la formación y promoción de becas en trabajos de alta…

1 hora ago

La española fibratel mejora sus objetivos de facturación anual en un 15 %

Durante 2022 acumuló 37 millones de euros gracias, sobre todo, a fsafe y fdata, sus…

2 horas ago

Fortinet lanza FortiSP5, la quinta generación de su unidad de procesamiento de seguridad

Frente a CPU estándares, consume un 88 % menos de energía, con casos de uso…

3 horas ago

Pablo Marín se convierte en el Country Manager de idealo para España

Uno de sus objetivos a corto plazo es convertir al comparador de precios en "el…

3 horas ago

Las 6 obligaciones ecommerce de la Ley de Servicios Digitales

6 obligaciones que las ecommerce deberán tener en cuenta con la entrada en vigor de…

4 horas ago