NetApp: “Ahora todas las soluciones de Escritorios Virtuales tienen prioridad”

AlmacenamientoCloudDatos y AlmacenamientoWorkspace

Jaime Balañá, CTO de NetApp España, analiza en esta entrevista la situación actual del mercado tecnológico, que juega un papel principal debido a la crisis sanitaria.

Hoy más que nunca, la tecnología debe situarse como el salvavidas de cualquier organización -pública o privada- para afrontar los retos generados por la COVID-19.  Gracias a ella, esos retos se pueden convertir en oportunidades  que permitan encontrar nuevas formas de mantener la continuidad de los negocios mientras se mejora la eficiencia y se asegura el rendimiento de la fuerza laboral. 

Los datos y el factor humano deben conjugarse para conseguirlo, y en esas está NetApp (que cumple 20 años de operaciones en España), configurando una oferta cada vez más extensa más allá de su negocio inicial, el del almacenamiento empresarial. Diversas adquisiciones y nuevos proyectos orgánicos le han permitido a este fabricante expandir sus operaciones mucho  más allá de los tradicionales ‘appliances’ y convertirse en uno de los principales  proveedores de soluciones para nube híbrida y multicloud. 

Nos lo cuenta en esta completa entrevista Jaime Balañá, CTO de NetApp España, cuando se cumplen tres años desde que  fuera promocionado al cargo de máximo responsable técnico.

– Para comenzar, me gustaría saber cómo está impactando la crisis generada por la COVID-19 en las operaciones de NetApp.

Durante esta situación sin precedentes, la prioridad de NetApp ha sido apoyar a nuestros empleados, clientes, partners y comunidades. A pesar del difícil entorno, hemos obtenido un sólido margen bruto y flujo de caja en el cuarto trimestre.

La fortaleza y resistencia de nuestro modelo de negocio nos ha permitido seguir ejecutando nuestra estrategia con crecimientos moderados y aunque no podemos predecir cuándo el mundo volverá a la normalidad, ahora más que nunca el dato es el activo más crítico de las empresas. Confiamos en que la demanda de nuestros productos y servicios seguirá siendo estratégica para muchas compañías españolas.

Además, quiero añadir que desde enero constituimos un equipo de gestión de crisis común a toda la empresa que se ocupó de poner en marcha nuestro Programa de Continuidad de Negocio para estar preparados y mitigar los efectos del Covid-19. Activamos el plan para que nos permitiera seguir ofreciendo productos y servicios, así como minimizar las interrupciones que pudieran surgir.

Nuestro equipo directivo supervisa la situación diariamente para comprender y mitigar en la medida de lo posible sus efectos en las ventas, la cadena de suministro global, y el soporte y los servicios. Por ejemplo, nuestro equipo de soporte y servicios nacional e internacional sigue ofreciendo sus servicios de forma ininterrumpida.

Este programa de Continuidad de Negocio nos ha ayudado a seguir con nuestra actividad, teniendo como apoyo a los partners, ya que somos una compañía 100% canal, por lo que junto a ellos hemos logrado seguir ofreciendo nuestras soluciones que permiten a nuestros clientes el trabajo en remoto, la gestión y análisis de sus datos, así como disponer de ellos en cualquier momento y en cualquier lugar.

Y es aquí donde hemos visto como la tecnología es por diferencia el elemento común que hace posible esta nueva situación de trabajo. La fiabilidad, el rendimiento, la seguridad y la disponibilidad de datos y aplicaciones son los puntos claves. Con decenas de millones de nuevos trabajadores y estudiantes en remoto, las compañías se ven en la obligación de fortalecer sus infraestructuras de forma que puedan copar con los nuevos usuarios, al tiempo que cumplen sus expectativas mínimas en materia de rendimiento.

– En términos generales y desde el punto de vista de un fabricante como NetApp, ¿cómo ves el panorama en la industria de TI con el parón económico provocado por la pandemia?

La industria de TI seguirá siendo primordial para todos los sectores económicos. Si bien, el cierre de empresas o la reducción de su actividad ha incidido en las inversiones en infraestructuras tecnológicas que ahora son más conservadoras y, por ende, han afectado los resultados y crecimientos de compañías como la nuestra, desde NetApp creemos que para las empresas lo importante hoy es:

· Entender la situación y actuar para los próximos 30 días. Saber con qué recursos cuentan y cómo se pueden optimizar es vital.

· Dar soporte a sus trabajadores, que ahora son trabajadores remotos. Ahora todas las soluciones de Escritorios Virtuales tienen prioridad.

· Y, por último, asegurarse de que sus aplicaciones y sobre todo sus datos están disponibles y pueden funcionar con el rendimiento necesario

Por lo que dicho esto, la tecnología es, sigue y seguirá siendo estratégica para la continuidad de negocio de las empresas independientemente de su core de actividad y será clave en estos tiempos de pandemia para aquellas compañías que apuesten por ella para salir más rápido de este parón.

– ¿Se está acelerando la digitalización y la adopción de la nube híbrida y multicloud por parte de vuestros clientes o aún queda tiempo para que estas tecnologías penetren en las empresas de forma generalizada?

La Covid-19 ha sido determinante para la transformación digital de aquellas organizaciones que aún tenían duda en las ventajas de tecnologías como el Cloud para mejorar sus operaciones de negocio existentes, y para desarrollar otras completamente nuevas. Las empresas en todo tipo de actividad comercial se están dando cuenta de que la nube es indispensable para hacer frente a los nuevos retos, adquirir una ventaja competitiva y prosperar en la era de la transformación digital.

En este contexto de transformación y tiempos de pandemia, la gestión de los datos es un reto monumental. Por ello, necesitarán de empresas como NetApp que les ayudarán a salvaguardar su activo más crítico; los datos.

Porque los datos, al ser un factor fundamental para el impulso del negocio y una ventaja en materia de competitividad, han pasado a ser extremadamente valiosos. Los datos han dejado de ser una cuestión de «almacenamiento», con todas las connotaciones que nos evocan un polvoriento almacén, lleno de archivos viejos. En un relativo abrir y cerrar de ojos la innovación tecnológica que permite obtener increíbles perspectivas a partir de los datos los ha convertido en valiosos activos

Por eso, desde NetApp, ayudamos a las organizaciones a establecer una estrategia como Data Fabric para el cloud híbrido que conecta recursos de una forma ágil y segura, y permite la gestión, el movimiento y la protección de datos en servicios de cloud internos y externos.

– En este sentido, lleváis tiempo apostando por la plataforma Data Fabric para gestionar de forma unificada la información que manejan las organizaciones de forma independiente al lugar donde se encuentre almacenada. ¿Cómo está siendo su acogida entre vuestros partners y clientes?

Data Fabric es una arquitectura y un conjunto de servicios de datos que proporciona funcionalidades consistentes en una variedad de entornos que se extienden desde las instalaciones a distintos clouds. De esta manera, Data Fabric da respuesta a las necesidades que plantean las empresas que se mueven en un entorno híbrido y multicloud. Respetando siempre su libertad de elección.

Y es que Data Fabric simplifica e integra la gestión de datos en el cloud y en las instalaciones para acelerar la transformación digital. Proporciona servicios de datos en el cloud híbrido, consistentes e integrados, para ofrecer visibilidad, información, acceso, control, protección y seguridad.

En un mundo en el que la tecnología está cambiando nuestras vidas diarias, la transformación digital encabeza la agenda estratégica de muchas organizaciones. Para lograr una transformación con éxito, los datos se convierten en la savia de las organizaciones, donde discurren con fluidez para habilitar nuevos puntos de contacto con los clientes a través de la tecnología, crear innovadoras oportunidades de negocio y optimizar las operaciones.

Por eso, Data Fabric se ha convertido desde su mismo lanzamiento, en un servicio clave para todo el entramado empresarial español y para nuestro canal inmerso en esta transformación digital que ahora más que nunca se está acelerando por la Covid-19.

– ¿Qué relevancia tiene Data Fabric en vuestra oferta y qué esperáis de esta plataforma durante el próximo año?

Data Fabric de NetApp es uno de los pilares de nuestra propuesta de negocio en el mercado. Y es que Data Fabric ayuda a las empresas a desplegar todo el potencial que tienen los datos para poder cumplir las demandas del negocio y ser más competitivos. Ayuda a que las compañías de tecnología aprovechen mejor el poder del cloud híbrido, creen un centro de datos de nueva generación y modernicen el centro de datos tradicional a través de la gestión de los datos.

Por lo que es y seguirá siendo una de las apuestas más importantes de la compañía y con los nuevos lanzamientos de servicios o soluciones, solo vendrán a fortalecer esta arquitectura, porque creemos y lo hemos visto, los datos son el nuevo petróleo de este siglo, y su protección y adecuada gestión determinará el éxito de una compañía.

– Durante el pasado NetApp Insight, habéis anunciado la disponibilidad de Project Astra, que está tomando forma generando una gran expectación en el mercado de TI y en la comunidad Kubernetes. ¿Nos podrías contar sus principales características?

El Proyecto Astra es una visión de una plataforma definida por software actualmente en fase de desarrollo junto a la comunidad de Kubernetes. NetApp pretende que el Proyecto Astra sea la plataforma de servicios de almacenamiento y datos de clase empresarial más robusta y fácil de utilizar para Kubernetes, que permita la portabilidad de datos como de aplicaciones para aplicaciones de estado.

El Proyecto Astra se ha creado con este fin y en colaboración con los desarrolladores y gestores de operaciones de Kubernetes para ayudar a salvar la brecha fundamental existente entre la popularidad de los contenedores hoy en día, las funcionalidades y experiencia de usuario que requieren, y su capacidad para ofrecer una portabilidad auténtica y completa.

La visión de NetApp para el Proyecto Astra es permitir a las empresas trabajar de manera fluida con su opción de distribución de Kubernetes, en cualquier nube. El proyecto Astra se sirve de la tecnología subyacente facilitada por las alianzas de nube pública de NetApp y la mejora gracias a la integración nativa en Kubernetes de los servicios de datos con las aplicaciones.

– ¿Cómo va a influir este proyecto en el creciente mundo de la gestión de contenedores?, ¿crees que se solventan las limitaciones que tienen estas arquitecturas modulares?

NetApp trabaja con la comunidad de Kubernetes para seguir desarrollando una tecnología que optimice la experiencia de usuario y amplíe la promesa de Kubernetes relativa a cargas de trabajo con elevados volúmenes de datos.

Conforme crece la popularidad de estos entornos, las limitaciones serán cada vez menores fundamentalmente por la inversión y el apoyo de los fabricantes como NetApp y de la comunidad (liderada por la CNCF) que ponen los medios para crear nuevos estándares y funcionalidades.

Juntos, NetApp y la comunidad de Kubernetes están creando una plataforma que ayudará a:

· Descubrir las aplicaciones con Kubernetes que elija, ya sea on-premises o en cualquier nube

· Integrar y unificar las aplicaciones y la gestión de datos

· Ofrecer la experiencia y conocimientos de NetApp en datos y Kubernetes como servicio y como funcionalidades integradas

· Ampliar la promesa de portabilidad para todas las cargas de trabajo, incluidas aplicaciones con estado y elevadas cargas de datos

– Por otra parte, NetApp ha anunciado recientemente la compra de CloudJumper. ¿Qué supone esta adquisición dentro de la estrategia de NetApp?

Está adquisición supone que ahora NetApp mejorará y acelerará los puestos virtuales en la nube pública para el teletrabajo, las oficinas remotas y los despliegues empresariales muy demandas hoy en día por las compañías de todo el mundo dado la actual situación en la que estamos inmersos por la Covid-19.

Y es que, como resultado de esta adquisición, los servicios de NetApp Virtual Desktop Services (VDS) resolverán los problemas más acuciantes de los servicios de puestos virtuales y de gestión de aplicaciones, haciendo posible que los clientes pongan en marcha, gestionen, supervisen y optimicen estos entornos con una solución completa desde una sola empresa y en la nube pública que elijan.

La capacidad de ofrecer una experiencia de puestos de trabajos virtuales consistente y a escala, al tiempo que se mantienen los datos seguros y disponibles sin sacrificar el rendimiento siempre ha sido un factor importante, y se ha convertido en especialmente crítico ante el entorno sin precedentes que vivimos en la actualidad.

De esta manera, NetApp y CloudJumper ofrecerán una plataforma de gestión simplificada para una oferta de infraestructuras de puestos virtuales, gestión de datos y almacenamiento en Microsoft Azure, AWS y Google Cloud, que combina la mejor gestión de puestos de trabajo virtuales con los mejores servicios de datos y almacenamiento.

– Los escritorios virtualizados son, en estos tiempos de teletrabajo, más importantes que nunca. ¿Qué interés estáis encontrando en el mercado actual por este tipo de soluciones?

La Covid-19 ha acelerado que las empresas de todo el mundo implementen políticas de trabajo remoto que requieren que los datos y las aplicaciones estén disponibles en múltiples tipos de dispositivos desde prácticamente cualquier lugar. Muchas empresas dependen de soluciones de computación de usuario final (EUC) y de una infraestructura de puestos de trabajo virtuales (VDI) como Windows Virtual Desktop, Citrix Virtual Apps and Desktops o VMware Horizon 7. Para dar soporte a estas tecnologías con grandes cantidades de usuarios, necesita una infraestructura que siempre esté disponible, que sea enormemente escalable y que sea extremadamente segura.

– A nivel tecnológico, ¿cómo encaja la infraestructura de puestos virtuales en vuestro puzle de soluciones?

NetApp tiene las soluciones para ayudar a las compañías a convertirse rápidamente en una organización virtual muy segura. Podemos ayudar a desarrollar y poner en marcha hoy mismo EUC y VDI basados en cloud, o a impulsar sus funcionalidades on-premises con soluciones de infraestructura escalables.

Las empresas están optando por soluciones diversas. Algunas basadas en cloud híbrido, otras en su propio centro de datos. En cualquiera de los dos casos necesitan una estrategia que permita acceder a los datos de manera global, lo cual encaja perfectamente con nuestra estrategia Data Fabric.

Para las soluciones en cloud un servicio como NetApp Virtual Desktop Service acelera el tiempo de despliegue y lo simplifica enormemente independientemente del proveedor de cloud.

Las soluciones on-prem, son extremadamente complejas, tienen unos requisitos de rendimiento muy altos y presentan retos a la hora de proteger los datos. Para estos entornos, resulta muy útil poder desacoplar el computo del almacenamiento o poder incorporar nodos de cómputo que incluyan GPUs. Tecnologías como el almacenamiento flash y funcionalidades como la calidad de servicio (QoS) presente tanto en ONTAP como en NetApp HCI ayudan a garantizar un rendimiento óptimo y otras como las funcionalidades de eficiencia (deduplicacion, compresión, etc.) permiten ahorros importantes.

– Para finalizar, si pudieras pronosticar el mundo TI dentro de dos o tres años, ¿qué crees que habrá cambiado y hacia dónde se dirigirá en materia de innovación?

Lo positivo de estos tiempos de pandemia es que nos hemos dado cuenta lo indispensable de contar con una estructura sólida en IT. Las empresas que han empezado su transformación digital hace años, dotando a sus empleados de portátiles, adoptando soluciones de VDI y de Cloud, así como servicios de backup, no han tenido ningún problema en funcionar al día siguiente en remoto. Los más rezagados han tenido que acelerar esta transformación digital y en pocos días, avanzar lo que tendría que haber puesto en marcha hace meses. Pero gracias a la misma tecnología, estos últimos también han podido estar operativos en pocos días.

Se acelera la adoptación de la nube y de las soluciones de VDI, nacerán nuevos negocios y empleos fruto de esta crisis que ha dejado en evidencia la necesidad de invertir no solo más en tecnología, sino también en I+D. Ya lo venimos diciendo la importancia de los datos y su disponibilidad en cualquier momento. Pues ahora la Covid-19 lo ha reforzado aún más esta premisa, así como la importancia de su análisis para la acertada toma de decisiones.

Lea también :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor