Next ’21: Llega la nube distribuida de Google

Cloud

Google presenta Google Distributed Cloud Edge y Google Distributed Cloud como parte de su visión de infraestructura abierta para la ejecución de cargas de trabajo sensibles.

Google apoya buena parte de su negocio en la nube y presenta sus credenciales para los próximos meses a través de una avalancha de novedades que han sido presentadas con motivo de la celebración de Google Cloud Next ’21.

Estas innovaciones permitirán disfrutar del cloud computing abierto, colaborar desde cualquier lugar, potenciar el análisis de datos, asegurar esos datos y apuntalar la lucha contra el cambio climático.

Google Distributed Cloud

Uno de los grandes anuncios realizados por Google en su evento sobre la nube tiene que ver con la infraestructura abierta. Para fomentar la adopción empresarial de esta tecnología, ha anunciado una nube distribuida que permite mayor flexibilidad en la ejecución de cargas de trabajo sensibles, sin necesidad de preocuparse por el hardware.

Así, ha introducido la versión preliminar de Google Distributed Cloud Edge, un producto gestionado que acerca la infraestructura y servicios del gigante de la G a donde se generan y consume la información. Los proveedores de soluciones cloud podrán habilitar aplicaciones perimetrales y 5G

Por otro lado, Google Distributed Cloud Hosted trabajará con cargas de trabajo afectadas por estrictos requisitos de seguridad, con un plano de control gestionado por Anthos. Este producto estará disponible en 2022.

Esto se completa con nuevas asociaciones, incluyendo una alianza con NetApp, que apoyará la infraestructura de almacenamiento de Google Distributed Cloud.

A la hora de dar vida a aplicaciones basadas en datos, Google ha confirmado la disponibilidad de la herramienta de gestión BigQuery Omni, que funciona en entornos híbridos y multinube. Con ella será posible ejecutar análisis multinube en Amazon Web Services y Microsoft Azure.

También llegan el primer servicio Spark sin servidor con escalabilidad automática para la plataforma de datos de Google, de nombre Spark on Google Cloud, y avances en aprendizaje automático a través de Vertex AI Workbench, que promete una experiencia de usuario unificada para el despliegue rápido de modelos de Machine Learning.

En el área de las asociaciones y el Business Intelligence, Google Cloud se alía con Salesforce Tableau para trabajar con datos de BigQuery y el modelo semántico de Looker. Tableau podrá lanzarse directamente desde Google Sheets.

Apuesta por la seguridad

Eso no es todo, ni mucho menos. En relación con la suite Google Workspace, la compañía de Mountain View ha anunciado integraciones con Atlassian Jira para crear tickets y supervisar problemas y de Gmail AppSheet para la creación de aplicaciones de correo sin conocimientos de código.

A esto hay que añadir una asociación ampliada con Citrix para el acceso de los trabajadores distribuidos a escritorios virtualizados y toda una serie de innovaciones en seguridad, como cifrado del lado del cliente para Google Meet y prevención de pérdida de datos para Google Chat.

Siguiendo con el tema de la seguridad, Google pone en marcha un grupo de intervención en ciberseguridad para ayudar a empresas y la Administración pública. Sus expertos partirán de prácticas propias de Google para educar sobre amenazas y transformar las capacidades de protección.

El nuevo programa de seguridad Work Safer protegerá el email, las reuniones, los mensajes, los documentos y, en definitiva, los entornos de trabajo digitales. Para ello aúna soluciones nativas y de confianza cero de Google Workspace con soluciones de firmas como CrowdStrike y Palo Alto Networks.

Una nube más ecológica 

En Google Cloud Next ’21, Google también ha enseñando algunas de sus propuestas para combatir el cambio climático. Una de ellas es la función Unattended Project Recommender que, a través del aprendizaje automático, identifica proyectos abandonados y notifica sobre ello para que las compañías los eliminen y limiten sus emisiones.

Con Carbon Footprint, ya disponible de manera gratuita en Google Cloud Platform, será posible declarar emisiones de carbono asociadas con el uso de dicha plataforma y registrar progresos que tengan que ver con el clima.

Mientras, la versión preliminar de Google Earth Engine, que también forma parte de Google Cloud Platform, ayudará a predecir los cambios que los fenómenos meteorológicos o la actividad del hombre provocan en la superficie terrestre. Esto sirve para evitar costes de explotación, gestionar riesgos y aumentar la resiliencia.

Para completar todos estos anuncios, Google Cloud ha confirmado el establecimiento de relaciones estratégicas en la región EMEA (Europa, Oriente Medio y África) con Deutsche Post DHL, Siemens Energy y la Royal Society for the Prevention of Cruelty to Animals.

Lea también :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor