Ni un 10 % de los españoles usa el fijo para llamar más de una vez al día

Redes

En el caso de las cabinas públicas, solo 1 de cada 100 personas las utilizaron el año pasado.

El teléfono fijo ha pasado de ser un servicio revolucionario a verse sobrepasado por alternativas como las comunicaciones móviles o por internet. Hasta tal punto que ahora mismo su uso en el día a día es minoritario.

De acuerdo con la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), solamente un 8 % de los españoles llamada desde sus teléfonos fijos varias veces al día y 1 de cada 4 españoles lo usa todos o casi todos los días. El papel del fijo es todavía menor en el caso de las cabinas telefónicas públicas, que el año pasado fueron empleadas por 1 de cada 100 españoles.

La CNMC, que ha actualizado sus datos con lo ocurrido durante el cuarto trimestre de 2019, antes de desatarse la crisis del coronavirus que ha mantenido confinadas a millones de personas y que está modificando nuestros hábitos, dice que una cuarta parte de los españoles (26 %) llama desde sus teléfonos móviles más de una vez al día.

El canal predilecto para comunicarse son las aplicaciones de mensajería instantánea tipo WhatsApp, a las que se apunta 6 de cada 10 individuos para hablar en diferentes momentos del día.

Mientras, el uso diario de WhatsApp y otras soluciones de internet como Skype para realizar llamadas es del 6 %. Y el de mensajes de texto o SMS se sitúa en el 2 %.

A la mayoría de los españoles (3 de cada 4) le parecería positivo disfrutar de la interoperabilidad de los servicios de comunicación OTT. Por ejemplo, quieren llamar desde WhatsApp a un contacto de Skype. Y 3 de cada 5 apreciarían ser capaces de enviar mensajes de una aplicación a otra.

Lo que más valoran los españoles para sus llamadas de voz es la calidad de la conexión, además de poder comunicarse con cualquier persona y la protección de sus datos, el soporte técnico cuando hay problemas o la posibilidad de realizar llamadas de emergencia. Hoy por hoy, las personas que llaman por internet, o que videollaman, se muestran más descontentas que el resto con esa calidad de conexión y la seguridad.

Lea también :
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor